Más de 9 millones para que el agua del grifo de Valencia sepa mejor

Más de 9 millones para que el agua del grifo de Valencia sepa mejor
Pixabay

Más de un millón de personas consumen agua del grifo de menor calidad | El Ayuntamiento realiza una inversión que finalizará en 2022

MAR GUADALAJARA

Acabar con el olor y el sabor de una parte del agua que abastece la ciudad ha sido el objetivo en el que se centraron los técnicos de la Planta Potabilizadora de El Ralón en Picassent desde que empezarán a detectar estos problemas en 2012. Tras un periodo de estudios y ensayos previos, se ha desarrollado un proyecto que se presentó en 2017 al Ayuntamiento, y en el que finalmente se ha invertido 9'4 millones; el pasado mes de agosto empezó la primera fase del de las obras para llevarlo a cabo.

Dos sustancias, presentes en el Canal Júcar-Turia, son las causantes del olor y sabor del agua suministrada a la ciudad desde esta depuradora. El nuevo sistema pionero desarrollado en El Ralón, ya está funcionando en una fase inicial del proceso que no podrá completarse hasta que no se finalicen las obras, en un periodo que se prevé que se alargue hasta el 2022.

El sistema de comenzó a raíz de realizarse pruebas con ozono combinado con agua oxigenada, esta fórmula consigue eliminar las sustancias, resolviendo el problema, la pre-ozonización, ha funcionado en las pruebas de los últimos meses y se aplica antes del proceso de decantación del agua en la primera fase de tratamiento del agua.

El nuevo sistema desarrollado por la Potabilizadora de Picassent combate la plaga del mejillón cebra

Acuñado como 'Proceso de Oxidación Avanzada', este sistema se encuentra aún en su primera etapa de obras y implantación. En 2019, está prevista la aprobación de la segunda fase y el final de la sobras de la primera, en ese momento la población beneficiada se prevé que sea de unas 500.000 personas, un 30% de la población de Valencia y su área metropolitana. En 2020 se ejecutarán las obras de la segunda fase, y se procederá a la presentación de una tercera etapa antes de su instalación definitiva, que no será hasta 2020, cuando se puedan beneficiar el millón de personas a las que les afecta.

Con esta actuación se pretende resolver esto problemas en el agua, así como mejorar la desinfección frente a virus, bacterias y también frente al mejillón cebra: la plaga de esta especie invasora acaba con otras especies autóctonas valencianas y provoca serios daños en las infraestructuras hídricas.

 

Fotos

Vídeos