El Ayuntamiento desbloquea el proyecto para la rehabilitación de la alquería de la Torre

P. M.

valencia. El Ayuntamiento ha levantado la suspensión del concurso para adjudicar el proyecto de rehabilitación de la alquería de la Torre, una construcción del siglo XVIII en el barrio de Benicalap, paralizado desde finales de noviembre por el recurso presentado por una de las firmas aspirantes.

La oferta ganadora ha resultado la del equipo formado por Elisa Moliner, Julián Esteban Chapapría, Luis Manuel Almela, Santiago Tormo y Francisca Rubio, que se han comprometido a entregar el proyecto en un plazo de 69 días desde la formalización del contrato, con un coste que rondará los 60.000 euros.

El proyecto debe dar forma a un uso vinculado a la agricultura y la gastronomía. La intención del Consistorio es recuperar tanto esta alquería como la del Moro, en plenas obras, además del Casino del Americano.

El inmueble es uno de los que obtuvo el Consistorio en el proceso de permuta con el Valencia del solar municipal de la avenida Cortes Valencianas. La alquería de la Torre se remonta al siglo XVIII, aunque con seguridad tiene trazas anteriores, hasta la Edad Media. Al concurso se presentaron seis ofertas, aunque una fue desestimada por los técnicos municipales debido a que la consideraron como baja temeraria.

La construcción se encuentra en un penoso estado de conservación. Las pinturas murales del interior están muy dañadas, lo mismo que otros elementos decorativos. No obstante, el trabajo realizado en la alquería del Moro hace generar esperanzas de una recuperación del conjunto.

La Delegación de Desarrollo Urbano propuso desarrollar en la alquería de la Torre los usos de taller de gastronomía tradicional, por lo que el programa de necesidades habla de talleres artesanales vinculados a la conservación de alimentos y elaboración de recetas tradicionales, así como almacenes y una cocina.