Descubren una puerta trasera en los Mate 30 de Huawei para instalar el Universo Google

Presentación del Huawei Mate 30./EFE
Presentación del Huawei Mate 30. / EFE

Un experto en seguridad de Android denuncia la complicidad de la firma china en este pequeño agujero

JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZMadrid

Los nuevos Mate 30 de Huawei pasarán a la historia como los primeros móviles de alta gama sin equipar los Google Moblie Services (GMS) y como su sustituto, momentáneo, llegan los Huawei Mobile Services (HMS). Aunque durante la presentación de los dispositivos en Múnich dejaron caer la frase «estamos trabajando en maneras para facilitar su instalación».

Desde mediados de septiembre, silencio absoluto en la firma china. Ni rastro del precio, ni fecha, ni tampoco si llegarán los servicios de Google ni tampoco sus aplicaciones como Gmail, Youtube o Maps.

Sin embargo, la frase «estamos trabajando en maneras para facilitar su instalación» ha abierto las sospechas en los foros de desarrolladores. John Wu, desarrollador y especialista en seguridad de Android, descubrió una misteriosa puerta trasera que permitía la instalación de los servicios móviles de Google. «Para aquellos que están familiarizados con los dispositivos Android chinos, cargar GMS (Google Mobile Service) no es nada extraño. Es muy común que los OEM chinos publiquen «instaladores GMS» para que las personas que viajan al extranjero puedan instalar GMS manualmente», escribía esta semana Wu en un post en Medium.

Días después del lanzamiento de los Mate 30, los foros de expertos comenzaron a hablar de la existencia de Google Service Assistant app, que permitía su instalación en los últimos dispositivos de Huawei a través de lzplay.net. «Aunque esta puerta trasera requiere que la interacción del usuario esté habilitada, la aplicación de instalación, que está firmada con un certificado especial de Huawei, no obtuvo privilegios en ningún lugar en los sistemas Android estándar», apunta en su texto Wu.

El bloqueo de Trump a Huawei ha provocado que el matrimonio de la firma china con Google sea un «cese temporal de la convivencia». Wu acusa a Huawei de habilitar permisos especiales a través de APIs ocultas en sus nuevos dispositivos. «Huawei es consciente de esta aplicación 'LZPlay', y permite explícitamente su existencia», denuncia el experto en seguridad en Android. Esta aplicacioón se aprovecha permisos por medio de una API de MDM.

Este tipo de permisos se usan en empresas con el objetivo de gestionar varios dispositivos, instalar aplicaciones. «El único propósito de la aplicación es instalar los Servicios de Google en un dispositivo sin licencia, y esto me parece muy poco claro», añade.

En estos momentos, el sitio LZPlay no está disponible en la red, aunque sigue siendo posible descargar el APK que permite instalar las aplicaciones de Google en dispositivos que no tienen el visto bueno de Google. Huawei ha recalcado que «nada tiene que ver con LZPlay.net».