Dos guardias civiles fuera de servicio auxilian a 15 personas en un incendio en Albal

El incendio que se produjo el martes 22 de enero en Albal. / lp
El incendio que se produjo el martes 22 de enero en Albal. / lp

Un agente intentó apagar el fuego junto a un vecino mientras el otro guardia avisaba por teléfono del siniestro

EUROPA PRESSValencia

Dos guardias civiles fuera de servicio auxiliaron a 15 personas en el incendio que se produjo en una vivienda de Albal (Valencia) el pasado martes, 22 de enero. Ocho fueron asistidos por ataques de ansiedad e inhalación de humo, entre ellos uno de los agentes.

El fuego se originó a mitad de la mañana en un tercer piso de una finca de cuatro alturas de la calle Colón, y afectó a todo el inmueble. Fueron evacuadas 15 personas: cinco chicas sacadas por la fachada con una escalera y diez vecinos que salieron una vez se controlaron las llamas, según informó el martes el Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia.

Los dos guardias civiles socorrieron a las 15 personas y a dos perros al ver que salía humo negro de la ventana de la casa y que había varios menores gritando y pidiendo auxilio, detalla el instituto armado en un comunicado.

Al percatarse del fuego, uno de los dos salió corriendo hacia el interior del edificio, mientras que el otro avisó por teléfono al centro de operaciones y servicios de la Guardia Civil para comunicar la situación.

Incendio en Albal

Una vez en el interior del edificio, el primer guardia civil intentó apagar el humo con un extintor, con la ayuda de un vecino de la finca. Ante la poca visibilidad y la toxicidad del humo, ambos fueron reptando a lo largo del rellano, mientras gritaban para localizar a la gente que estaba en las viviendas y evacuarlas.

Pese a la peligrosidad producida por el humo, el gran calor, la nula visibilidad y la posibilidad de que pudiera producirse alguna explosión por escape de gas, consiguieron acceder a algunas de las viviendas. Primero evacuaron a cinco personas, menores y mayores de edad, y a dos perros que se encontraban en la vivienda, tras lo que los ayudaron a salir a la calle.

Hasta el edificio afectado se movilizaron dos patrullas de la Guardia Civil de Paiporta (Valencia), junto a una de la Policía Local de Albal, una dotación de bomberos y una unidad del Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU).

Finalmente, fueron desalojados alrededor de 15 vecinos del inmueble. Como consecuencia del incendio, ocho fueron atendidos por ataques de ansiedad e inhalación de humo, entre ellos uno de los guardias civiles. Desde la Benemérita destacan que gracias a la rápida actuación de estos agentes se pudo evitar un mal mayor.

En el dispositivo de extinción participaron efectivos de los parques valencianos de Torrent, Catarroja, Silla y València, hasta un total de 17 bomberos. No fue necesario ningún trasladó hospitalario, según informó el Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU).