Julia: «Hola, uno de vuestros trabajadores es un violador y tiene varias denuncias»

Julia P. G. acude a declarar a los juzgados de Picassent. /Juanjo Monzó
Julia P. G. acude a declarar a los juzgados de Picassent. / Juanjo Monzó

La exnovia del falso acosador fue condenada por injuriarle con mensajes enviados a su puesto de trabajo

Juan Antonio Marrahí
JUAN ANTONIO MARRAHÍValencia

La situación del joven Marc Jover como víctima de su exnovia Julia P. G. y de la amiga de ésta que presuntamente usurpaban su identidad, Beatriz M. M., vuelve a quedar reforzada. Esta vez, con una sentencia judicial sobre la que fue su pareja. El fallo, al que ha tenido acceso LAS PROVINCIAS, impone una multa a la excompañera de Marc por injuriarle en su puesto de trabajo al aportar a la empresa su nombre y apellidos tras presentarlo como violador, a pesar de que el director deportivo y monitor de pádel vecino de Godella jamás ha sido condenado por un delito semejante.

La desproporcionada conducta de Julia en su voluntad de perjudicar a Marc traspasó la frontera de lo legal cuando la chica de 23 años decidió dirigir mensajes a la empresa deportiva en la que estaba trabajando el joven en octubre del año pasado.

Según recoge la sentencia judicial, sus palabras fueron exactamente estas: «Hola, uno de vuestros trabajadores es un violador y tiene varias denuncias por ello. Y por maltrato. No creo que os convenga mucho tenerlo. ¿No os interesa saber quién es?». Ante este primer mensaje, la entidad deportiva realizó una consulta a la chica, a la que Julia respondió aportando el nombre completo de su exnovio.

La chica dijo en el juicio que había sido suplantada, pero la jueza de Paterna no creyó su versión

Indignado por lo sucedido, Marc interpuso una denuncia contra Julia el 21 de octubre del año pasado. Fue en el puesto de la Guardia Civil de Picassent y el conflicto derivó en juicio. El fiscal consideró los hechos como un delito leve de injurias y pidió que se le condenara a una pena de dos meses de multa con una cuota diaria de 6 euros. Mientras, Marc, a través de su abogada, se adhirió a lo solicitado por la Fiscalía pero elevó su petición de multa al pago de esta cantidad durante cuatro meses. Además, entendía que su derecho al honor había sido vulnerado y su exnovia debía indemnizarle con 1.000 euros por los perjuicios.

Durante la vista, Julia negó los hechos. A grandes rasgos, argumentó que había sido «suplantada» e incluso había denunciado una «intromisión ilegítima» en su cuenta de correo electrónico. Sin embargo, el fallo razona que en las actuaciones judiciales no aparece tal denuncia. Añade la jueza que su versión no tiene visos de veracidad a tenor de las pruebas documentales, pues «consta el mensaje remitido a nombre de la denunciada». En definitiva, el juzgado de instrucción de Paterna no creyó la versión de la joven y acabó considerándola autora de un delito leve de injurias.

La sentencia llegó finalmente el 9 de marzo de este año. Estimando la petición de la Fiscalía, impuso a Julia una multa de 360 euros y el abono de las costas procesales. Eso sí, la jueza de Paterna no vio justo que tuviera que pagar además una indemnización de 1.000 euros a Marc por los perjuicios causados al entender que no llegó a concretarse cuáles fueron exactamente.

Si su situación procesal no varía, Julia todavía debe responder ante la justicia por su conducta hacia Marc. Un juzgado de Picassent la investiga junto a la que fue su amiga, la presunta estafadora reincidente Beatriz M. M., por delitos de usurpación de estado civil y denuncia falsa. Es en relación a los SMS amenazantes que la chica recibía en su teléfono y que supuestamente hacían creer que partían del teléfono de Marc, lo que hizo que el joven acabara arrestado una y otra vez y pasara noches en calabozos pese a que en absoluto era responsable.

Más sobre el tema

 

Fotos

Vídeos