25 arqueólogos excavan Bolomor para hallar restos neandertales de hace 250.000 años

Trabajo. Un grupo de arqueólogos busca restos en la Cova del Bolomor de Tavernes en una campaña anterior. /LP
Trabajo. Un grupo de arqueólogos busca restos en la Cova del Bolomor de Tavernes en una campaña anterior. / LP

Los expertos abordan la capa número 13 de la cavidad con la intención de sacar a la luz nuevas herramientas líticas o animales prehistóricos

Ó. DE LA DUEÑATAVERNES.

Un grupo de 25 arqueólogos inicia este martes una nueva campaña de excavaciones en la Cova del Bolomor de Tavernes de la Valldigna. La intención es hallar restos neandertales de hace 250.000 años, así como otros de fauna o herramientas de trabajo, pero también se confía en que puedan aparecer restos de homínidos, como ya ha ocurrido en alguna ocasión anterior. Los trabajos se llevan a cabo cada verano en esta cavidad desde el año 1989.

De hecho, hace sólo unos meses tuvieron lugar unos actos de conmemoración por las tres décadas de investigación y trabajos arqueológicos con abundantes hallazgos. Bolomor es una de las cavidades más relevantes de toda la península e incluso de Europa, ya que en ella se han encontrado tanto restos de homínidos, como de fauna y hogares, además de miles de herramientas líticas. El año pasado, fueron 7.000 las pieza arqueológicas recuperadas que en conjunto superan ya más de 300.000.

Pero, sobre todo, la singularidad de esta cueva radica en que se han encontrado evidencias de fuego controlado, de hace 230.000 años, un gran avance para la humanidad. Es justo esto lo que hace que la cavidad, junto a otras muchas aportaciones, sea un atractivo para los estudiosos de las diferentes etapas de la Prehistoria en la vertiente mediterránea.

El director de los trabajos es el arqueólogo Josep Fernández, quien tutela al equipo de 25 profesionales que estarán este año durante varias semanas en Bolomor. La intervención se lleva a cabo por el Museu de Prehistoria de Valencia, con el permiso de la Dirección General de Patrimonio de la Conselleria de Cultura, y acabará el próximo 9 de septiembre. Fernández explicó que los 25 profesionales realizarán sus trabajos en dos zonas de la cavidad.

Por un lado se excavará en la parte norte de la cueva, donde se lleva años trabajando en el nivel XIII, correspondiente a una etapa cálida de hace 250.000 años, es decir del Pleistoceno medio. De este nivel quedan unos 10 cm y la intención es finalizarlo para dar paso al nivel XIV en posteriores campañas. Fernández comentó que en años anteriores este área ha sido muy relevadora. En la campaña anterior aparecieron «numerosas herramientas líticas y restos de fauna», precisó el responsable de los. Pero recordó que uno de los años más fructíferos fue 2016, cuando aparecieron 15.000 herramientas líticas y más de 150 restos de fauna procesadas por los neandertales.

En la campaña de 2016 estuvieron en el yacimiento 80 profesionales durante dos meses. Por otra parte, las excavaciones también buscarán piezas en el sector occidental de la cavidad, una zona algo más reciente que corresponde con un pasado de 100.000 años, aquí se actuará en el nivel III. La cueva tiene un total de 17 niveles o estratos, por lo que tiene por delante muchas campañas. La población que habitó en los niveles más recientes la cueva fue la de neandertales que se extinguieron hace unos 35. 000 años, pero no se descarta hallar restos de otros homínidos más antiguos que les precedieron.

Visitas nocturnas a la cueva