El PP retorna a sus esencias: cruzada contra el catalanismo y defensa del agua

Isabel Bonig, presidenta del PPCV. /Irene Marsilla
Isabel Bonig, presidenta del PPCV. / Irene Marsilla

Los populares reclaman al Consell dejar de subvencionar entidades que no cumplan el Estatut y piden un pacto para garantizar los trasvases

A. CERVELLERA/ A. DE JUANValencia

La  frente a Soraya Sáenz de Santamaría en el congreso del PP de hace un año significó el retorno a los orígenes. Después de una etapa con Mariano Rajoy de presidente en los que referentes conservadores como José María Aznar se habían alejado del partido, la nueva dirección recuperó a nivel nacional parte del discurso que caracterizó a los populares hace décadas así como a muchos dirigentes. A nivel autonómico esta estrategia ha tenido su propia réplica ya que la formación ha dado más importancia a dos debates que han sido durante años dos de sus insignias,.

Estos dos temas nunca han llegado a desaparecer del discurso político del PP pero llama la atención como han logrado un protagonismo pocas veces visto en este arranque de la legislatura. Una de las parlamentarias que más ha luchado contra el catalanismo ha sido , diputada en Les Corts, que ayer mismo anunció que presentarán una serie de iniciativas y Proposiciones No de Ley (PNL) para «denunciar los atropellos del Botánico» en materia de educación, así como la «imposición del valenciano en los centros escolares». La diputada popular explicó que su objetivo es . Un principio «irrenunciable» para hacer desaparecer el modelo único« y que apuntó que no se garantiza hoy por hoy.

Gascó también aprovechó para expresar su preocupación sobre la cooperación de los centros con entidades culturales y los convenios que han firmado con ellas para que «puedan acceder a las escuelas». Una iniciativa que apuntó que abre las puertas a como Escola Valenciana, Plataforma per la Llengua o Acció Cultural del País Valencià (ACPV). «Se está dando prioridad al aleccionamiento identitario antes que a la educación», advirtió Gascó y por ello, avanzó que presentarán una iniciativa para «saber quiénes y para qué entran en las aulas». Del mismo modo, indicó que registrarán una PNL para terminar con las subvenciones a entidades que no cumplan con el Estatut de Autonomía y la Constitución para «evitar que se financien con el dinero de todos quienes se dedican a hacer propaganda del independentismo».

El debate sobre el agua ha sido protagonizado por el PP alicantino aunque desde la cúpula regional Isabel Bonig, presidenta de los populares valenciano, también ha hecho hincapié en este punto. Tras la reunión del presidente de Diputación de Alicante, para reafirmar su compromiso con el Trasvase Tajo-Segura,, presidente de la formación en alicante, pidió al jefe del Consell, Ximo Puig, que se una a la alianza. «La unión hace la fuerza», recordó el dirigente en un comunicado en el que afirmó que «es necesario que Puig guarde el carnet del PSOE y saque el de alicantino para proteger el agua que tanto necesita esta tierra«. A este grupo de trabajo se unirá próximamente la Diputación de Almería, y el PP espera que pronto lo haga también Andalucía. Por otro lado, el grupo popular en el Congreso se sumó a la causa al presentar una iniciativa en este sentido para .

Amenaza judicial

La consellera de Agricultura y Transición Ecológica, , también aprovechó para pedir a la ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, que rectifique su «decisión equivocada» de que los municipios ribereños formen parte de la Comisión de Explotación del Trasvase y anunció que . Mollà se expresó así en una entrevista en À Punt Radio, recogida por Europa Press, en la que apoyó la posición del PP al sentenciar que no permitirán que «se recorte ni un solo litro de agua del trasvase Tajo-Segura» ante el clima de «desasosiego» por las últimas medidas de Ribera.