Mazón se pone al frente de la «batalla final» del agua

Carlos Mazón. /EFE
Carlos Mazón. / EFE

A. DE JUAN

valencia. El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, se reunió ayer con el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, para analizar la situación hídrica de la zona con el objetivo de defender los intereses de los regantes del Tajo-Segura.

«No vamos a permitir que se recorte ni un sólo litro de agua» del trasvase Tajo-Segura, señalaron los dos dirigentes populares ante el clima de «desasosiego» por las últimas medidas de la ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, de que los municipios ribereños entren a formar parte en la Comisión de Explotación del Trasvase.

López Miras y Mazón se mostaron preocupados por «la deriva» que está tomando el Gobierno Central con respecto al trasvase Tajo-Segura y coincidieron en que se trata de un intento de «politizar» este órgano de evaluación.

Por ello, ambos presidentes adelantaron que harán «lo que haga falta desde la legalidad» y buscarán alianzas en Andalucía y Almería para «frenar una deriva» en cuanto a la política hídrica nacional, así como presentar alegaciones administrativas. Incluso no descartan la vía judicial en lo que parece ser la «batalla final».

Mazón anunció la intención de ampliar la Mesa Provincial del Agua de Alicante y ofreció a Murcia que se incorpore a dicho órgano y al conjunto de los sectores. Además, mostró su alegría por el anuncio de Compromís de ir a los tribunales si se confirma la incorporación de los municipios ribereños y hizo un llamamiento a la unificación de esfuerzos a los partidos que gobiernan en la Comunitat: PSPV, Compromís y Unidas Podemos.