Elvira Suanzes, la diputada más zaplanista investigada por blanqueo de capitales

Elvira Suanzes, en el pleno de constitución de Les Corts./damián torres
Elvira Suanzes, en el pleno de constitución de Les Corts. / damián torres

La UCO cree que estaba al tanto de las operaciones en Andorra y los muebles del piso del exministro acabaron en su domicilio

H. E.Valencia

Una de las sorpresas del levantamiento de parte del sumario del caso Erial fue la imputación de la exdiputada del PP Elvira Suanzes, una de las personas más próximas y fieles a Eduardo Zaplana. Su trayectoria en Les Corts no pasó desapercibida. Primero, por darle la espalda y un portazo en la cara a Francisco Camps cuando toda la bancada popular aplaudía en pie al entonces jefe del Consell. Después, por enzarzarse con Ana Noguera. La diputada socialista no aguantaba que cada vez que subía a la tribuna Suanzes le cantara «Muñequita linda» desde su escaño. Su trayectoria en el Parlamento valenciano terminó en el momento en el que Camps tuvo las manos libres para ejecutar las listas autonómicas.

La investigación de la Guardia Civil es contundente sobre Elvira Suanzes: «Habría ejercido un papel activo en las gestiones relativas a los productos bancarios del Principado de Andorra». La implicación de la exparlamentaria se descubre tras incautarse la UCO de correos electrónicos de Saturnino Suanzes, uno de los personajes clave para tratar de ordenar el dinero en Andorra, y hermano de la exparlamentaria, que está investigada por los presuntos delitos de blanqueo de capitales y organización criminal.

La Guardia Civil registró el domicilio de Suanzes y un trastero que tenía alquilado por si hubiera allí documentación relativa a las operaciones de la trama en Andorra. Incluso la empresa en la que trabaja tuvo que facilitar a la UCO documentación del ordenador de la investigada en dos pendrive. En el domicilio de Suanzes la Guardia Civil se llevó nueve bolsas con documentación.

El 27 de noviembre del año pasado Suanzes, asistida por su letrada, fue citada a declarar en Barcelona ante la UCO y se acogió a su derecho a no decir nada.

Una de las vinculaciones entre Suanzes y Zaplana se establece con la venta del piso en la calle Núñez de Balboa de Madrid. Es un inmueble propiedad de la firma Costera de Glorio, una de las sociedades en la que figura como administrador Joaquín Barceló para presuntamente blanquear dinero. La UCO, tras recabar varias pruebas, concluye que el principal beneficiario de la venta de ese piso es Zaplana, que incluso tiene llaves del inmueble.

Una apreciación que queda confirmada para la Guardia Civil después de que se demuestre que parte de los muebles de esa propiedad vinculada a Zaplana termina en casa de Elvira Suanzes, que tiene el domicilio en Barcelona.

Caso Eduardo Zaplana