Un yate de recreo de 500.000 euros pagado por ocho personas

Un yate de recreo de 500.000 euros pagado por ocho personas
Roberto Milán

Zaplana, el que fuera su jefe de gabinete y su asistente personal, entre otros, compraron un barco

H. E.

En el sumario del caso Erial llama la atención el pago de un barco de recreo a la sociedad Construcciones Navales Astondoa por valor de 498.330,22 euros. Un pago que se fraccionó entre ocho personas. Según se recoge en el sumario, Astondoa declaró ingresos recibidos de Eduardo Zaplana, por valor de 29.899,81 euros, y de Joaquín Barceló, por 99.666,04 euros. A estos dos pagos se unieron el de Juan Francisco García, uno de los personajes clave también en la investigación. El exjefe de gabinete de Zaplana abonó 64.782,33 euros y el exasistente, Gregorio Fideo, -fallecido en 2014- pagó 64.782 euros. José Luis Maeso Olivares (64.782 euros), Luis Bomant (64.782 euros), Gustavo Llorens (64.782 euros) y Francisco Pérez López (44.849,72 euros). El barco de recreo estaría a nombre, según consta en la investigación, de Joaquín Barceló.

En 2008, y según figura en la documentación del sumario, se produjeron nuevos pagos a la empresa constructora de barcos. El 6 de marzo de 2008, se realizaron tres operaciones de abono por 106.286 euros, que se ingresaron en una cuenta a nombre de Joaquín Barceló. Hay un ingreso en efectivo de 34.286 euros de JM Maesa Oli (podría corresponder a José Luis Maeso Olivares), una transferencia de 53.000 euros de Medlevante y un último ingreso mediante un cheque de 19.000 euros a nombre de «DV.PTMO E ZA». Todos estos fondos se ordenaron para efectuar un pago de 110.770,84 euros a Construcciones Navales Astondoa. El 26 de marzo de 2008, a través de la empresa Medlevante se efectuó un pago de 34.286 euros y un mes después se ordenó una nueva transferencia de 44.000 euros. En noviembre, hubo otra de 27.619 euros.

Zaplana