Las fallas culpan al Ayuntamiento de Valencia de la escasa limpieza y la falta de urinarios

Restos de basura en el entorno del Mercado Central en Fallas, antes de la retirada por parte de las brigadas de las comisiones./LP
Restos de basura en el entorno del Mercado Central en Fallas, antes de la retirada por parte de las brigadas de las comisiones. / LP

Las principales entidades exigen más multas a los que orinan en la calle y recuerdana Fuset que no debe politizarse la fiesta

Lola Soriano
LOLA SORIANO

La culpa de la suciedad que se ha acumulado en Fallas es del Ayuntamiento. Esa es la principal reflexión que han hecho cinco de los colectivos más importantes de la fiesta en un comunicado. La Interagrupación; las federaciones de Especial; Primera A; Especial Ingenio y Gracia; y los Delegados de Sector aseguran que ha quedado patente la falta de planificación municipal en la limpieza en fiestas.

Estas entidades afirman que no son las culpables de los comportamientos incívicos que se han visto en edificios patrimoniales. «Las comisiones contratan cientos de vigilantes privados, pero ellos no pueden asumir funciones que no son de su competencia». Añaden que «no se puede responsabilizar a los falleros de los actos incívicos de quienes con la excusa de la fiesta fallera se comportan de forma impropia».

Recuerdan que en el estudio del bando ya pidieron más dotación policial y más limpieza. «Es evidente que necesitan ser reforzados. Y siempre estaremos a favor de cualquier multa a quienes no respeten la convivencia», en referencia a la gente que orinó en los Santos Juanes.

También indican que están a favor de «sancionar a los que utilicen artefactos pirotécnicos fuera de horario». Y concluyen que «las fallas no son responsables del comportamiento vandálico de nadie que se nos pretende achacar».

Destacan que todas las comisiones limpian sus calles o zonas de verbena al terminar y se preguntan que ha sucedido con el servicio municipal. «Lo que ha pasado a partir de las 4 de la madrugada no es responsabilidad del colectivo fallero, por lo tanto, es una evidencia incuestionable que el servicio de limpieza municipal está fallando y mucho». Y opinan que «las fallas dejan suficientes beneficios a las arcas públicas para planificar una limpieza de la ciudad en condiciones».

Sobre el botellón, dejan claro que se produce todo el año y no se ataja. «La Policía Local localizó en 2018 24 puntos negros. No se nos puede adjudicar la responsabilidad única del botellón a las verbenas. Acabar con los botellones incontrolados, con lateros, manteros o venta ilegal de cualquier tipo es una responsabilidad de nuestra administración».

Denuncian que pidieron un refuerzo en las reuniones del bando y se les negó por su coste económico

También señalan que se ha producido caos circulatorio y que han faltado urinarios. «Las comisiones ponemos 800 urinarios, entre los químicos y los que hay en los casales, y el Ayuntamiento sólo ha puesto 300 a sabiendas de una estimación de un millón de visitantes».

Aunque no citan nombres, tienen palabras para el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset. Explican que «no se puede ni deben permitir el lujo de comentarios de nuestros gestores que no busquen otro fin que engrandecer las fiestas», críticas que el edil lanzó contra la Federación de Especial por la elección del jurado. Por ello, indican que «siempre estaremos dispuestos a hablar o mejorar pero queremos ser libres para decidir sobre nuestra fiesta. Cuándo y cómo queremos un Congreso fallero o cómo y quién queremos que juzguen nuestras fallas».

Le recuerdan que todo el mundo es libre de opinar, «pero primero debe informarse. Tener conocimiento antes de decir verdades a medias que puedan llevar a la confusión para no dañar la imagen de la fiesta». Concluyen que «no estamos dispuestos a aceptar que nadie busque un beneficio político a costa de los falleros».

Por su parte, el edil aseguró ayer que de todos estos temas hablarán «en la mesa de diálogo, donde están todos representados».

Mercado Central y Linterna-Na Robella «Los camiones no recogieron la basura hasta las ocho»

Dos de las fallas que se han visto afectadas por las críticas de las verbenas del entorno de la Lonja, Mercado Central y Linterna-Na Robella, aseguran que ambas tenían un servicio de limpieza, pero añaden que no tienen culpa del botellón que se formó al calor de la fiesta. «Este fin de semana también ha habido botellón en el centro histórico, pero menos mal que ya no estábamos en Fallas porque nos lo hubieran achacado a nosotros también», indica José Vicente Archer, presidente de la falla Mercado Central.

Y añade que tuvieron seguridad y diez personas de limpieza «pero el día 15 sólo había tres contenedores. El personal amontonó la basura nada más terminar la verbena, pero los camiones no la recogieron hasta las ocho de la mañana». El presidente de Linterna, Francisco Maestro, indica que «en la calle Calabazas hubo suciedad por el botellón y eso que no había verbena». Y añade que se han gastado 3.500 euros en una colla de limpieza con seis personas. «Incluso barrían la rampa del parking del mercado, pero se han cebado con la imagen del antes y no de la zona ya limpia».

Más noticias