El PSPV gana con claridad y el PP no termina de captar a los indecisos

Los socialistas aumentan su ventaja y duplican el número de escaños respecto a 2016, los populares no remontan y Ciudadanos y Vox se dejan un diputado

HÉCTOR ESTEBAN

El PSPV será el partido más votado en la Comunitat Valenciana en las generales del 28 de abril y duplicará su número de escaños respecto a las elecciones de 2016. El partido que lidera Ximo Puig se convierte en un granero importante de votos para Pedro Sánchez y acabará con la hegemonía del Partido Popular, que era la formación con más apoyos en Valencia, Alicante y Castellón desde las generales de 1993. El resultado de la última encuesta de GAD3 para LAS PROVINCIAS refleja un importante aumento de votos para el PSPV, que otorga a la formación de Puig entre dos y tres escaños más que el sondeo realizado en marzo. Una victoria con una ventaja considerable respecto al Partido Popular, que confirma su caída.

El PP de Isabel Bonig se mantiene inamovible respecto a los resultados del sondeo de hace un mes -9 escaños- y no logra sumar a los diputados que pierden Ciudadanos y Vox. Los partidos de Albert Rivera y Santiago Abascal sufren en la recta final de la campaña y los populares no son capaces de atraer el voto de los indecisos. Los socialistas, en cambio, sí que han sido hábiles para pescar en el caladero de Compromís y Unidas Podemos, que hace tres años comparecieron en coalición y sumaron 9 escaños. La alianza de izquierdas fue la segunda fuerza más votada en la Comunitat pero ahora, por separado, vive un batacazo considerable.

Los sondeos electorales confirman que la convocatoria de elecciones por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la decisión del jefe del Consell, Ximo Puig, de sumarse con las autonómicas ha sido un acierto para el PSPV. El líder de los socialistas valencianos se beneficia del arrastre, ofrece un caladero de votos a Ferraz y se convierte en uno de los barones de referencia a nivel nacional. El PSPV volverá a ser el partido más votado en la Comunitat, algo que no sucedía desde 1989, con Felipe González en el Gobierno. Aquel año el PSPV obtuvo 16 escaños por 9 del PP. Desde aquel momento, los socialistas valencianos han ido siempre a remolque hasta tocar fondo en 2016 con los peores resultados de su historia en unas generales en la Comunitat Valenciana: 6 escaños. Tres años después será el partido más votado y doblará los resultados respecto a los anteriores comicios. El PSPV logra el 32% de los votos, doce puntos más que en 2016.

Fincha técnica de la encuesta

FICHA TÉCNICA GAD3:
Entrevista telefónica asistida por ordenador del 11 al 17 de abril entre residentes con derecho a voto en la Comunitat, con cuotas según sexo y edad. 1.247 entrevistas. Error muestral: +/- 2,9%. Grado de confianza: 95,5%.

La encuesta de GAD3 para LAS PROVINCIAS apunta que no existe ese empujón final para el PP en la Comunitat para las generales. El partido que lidera Isabel Bonig se deja 4 escaños y la llamada al voto útil no termina de beneficiar a Pablo Casado. Los populares aguantan los 9 escaños del anterior sondeo pero no terminan de afianzar el voto de los indecisos del centroderecha, a pesar de que Ciudadanos y Vox pierden adeptos respecto al sondeo del mes pasado. La caída del PP se mantiene. El porcentaje de votos que pierde es el que recuperan los socialistas.

A Ciudadanos se le está haciendo larga la campaña electoral. El partido de Albert Rivera tenía muchas esperanzas puestas en la Comunitat, pero su propuesta parece que ha tocado techo. En marzo igualaba el resultado de hace tres años y la esperanza era mejorar, pero en el momento clave de las elecciones su potencial electorado se ha enfriado e incluso la encuesta apunta que perderá a uno de sus representantes en el Congreso por la Comunitat. El partido de Rivera siempre se ha movido en un horquilla que va entre el 14% y el 15% de los votos.

El PSPV recupera el voto perdido y salta por primera vez la barrera del 30% de los apoyos

La recta final de la campaña no mejoralas expectativas de los populares

Lo que es un hecho es la irrupción de Vox, que también tendrá a sus representantes valencianos en Madrid. Un partido focalizado en la figura de un líder como Santiago Abascal, que logrará tres escaños en la Comunitat Valenciana, uno en cada provincia. Un éxito para una formación que aparece por primera vez y que ha aglutinado a los descontentos de la derecha. Respecto al sondeo de marzo, Vox pierde un diputado pero se mantiene como cuarta fuerza política en la Comunitat con el 11% de los votos e igualado con Unidas Podemos.

Uno de los grandes revolcones electorales en la Comunitat en las generales es para Compromís, que perderá tres escaños en Madrid y sólo mantendrá el de Joan Baldoví. La coalición econacionalista compareció junto a Podemos en las anteriores elecciones. Una alianza que ofreció un resultado espectacular con un total de 9 escaños, cuatro de ellos para el partido de Mónica Oltra, que ahora pierde fuelle. De la misma manera Unidas Podemos, que ha visto como se ha desinflado su embrujo a lo largo de la legislatura y obtendrá entre 2 y 3 escaños cuando en las elecciones de 2016 la formación morada logró sumar de 5 representantes.

Encuesta LP: segunda oleada

Encuesta para LAS PROVINCIAS: primera oleada