Pablo Motos desvela cómo estuvo a punto de morir

Pablo Motos junto con Vicente del Bosque, uno de los invitados de esta semana de 'El Hormiguero'./Antena 3
Pablo Motos junto con Vicente del Bosque, uno de los invitados de esta semana de 'El Hormiguero'. / Antena 3

El presentador de 'El Hormiguero' ha explicado en un vídeo un episodio que casi termina con su vida y la de un compañero

LAS PROVINCIAS

Cualquier seguidor de 'El Hormiguero' sabe que Pablo Motos es un amante de la adrenalina. El presentador se ha enfrentado en más de una ocasión a diferentes pruebas de riesgo durante el programa.

La mayoría de estos retos requieren gran esfuerzo físico y preparación previa, por eso, se trata de partes del espacio que son ensayadas y cuidadadas al milímetro. No obstante, hubo uno de estas pruebas que casi acaba con la vida del requenense y de otro compañero del programa. Así lo ha confesado el propio Pablo Motos.

El comunicador ha relatado en un vídeo de Instagram este hecho pudo haber terminado en tragedia. En el contenido, enseña un recipiente con corcho y confiesa que cada noche, mientras estudia, lo golpea con el pie.

«¿Sabeís lo que es esto?», pregunta a sus seguidores. «Esto es el corcho con el que casi nos matamos Marron y yo», explica. «Hicimos una sección que se llamaba 'La avalancha de la muerte' y nos echaron miles de kilos de este corcho. El corcho nos quitó las mascarillas y nos ahogó y casi morimos los dos».

Aunque este suceso ocurrió hace más de diez años, es algo muy presente en la vida de Pablo Motos. La prueba, que la realizaron Motos y Marron en plena emisión de 'El Hormiguero', consistía en explicar una avalancha de nieve utilizando una enorme cantidad de pequeñas bolas de porexpan. Lo que no se imaginaban los dos colaboradores era que el experimento iba a salir mal.

La fuerza con la que caía esta nieve artificial de corcho hizo que se les cayeran las mascarillas, por lo que comenzaron a tragárselo. El equipo se percató de que algo no iba no bien, así que abrieron el recipiente en el que estaban metidos y les liberaron.

«Estuvimos un mes teniendo pesadillas», confiesa Motos. «Lo tengo aquí para recordar lo frágil que es la vida y la suerte que tengo de estar vivo», finaliza el vídeo.

Más sobre Pablo Motos