Pablo Casado saca en 'El Hormiguero' su lado más rockero

Pablo Casado junto a Pablo Motos en 'El Hormiguero'. /Antena 3
Pablo Casado junto a Pablo Motos en 'El Hormiguero'. / Antena 3

El líder del Partido Popular fue el tercer candidato a la presidencia en acudir al programa de Pablo Motos

LAS PROVINCIAS

El líder del PP, Pablo Casado ha visitado el plató de 'El Hormiguero' este martes, siendo el tercer candidato a la Moncloa que se enfrenta a las preguntas de Pablo Motos.

Antes que él, pasaron por el programa Pablo Iglesias, que inauguró esta campaña electoral televisiva, y Alberto Rivera. No obstante, ni el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ni el representante de la formación Vox, Santiago Abascal, quisieron pasarse por el espacio de Antena 3 y recharazon las invitaciones de Motos.

La entrevista a Casado no iba a estar extenta de política. No obstante, comenzó con un tono amable, centrándose en la vida familiar del político. Durante la conversación, Motos se interesó en conocer qué pensaban sus hijos cuando se ausentaba tanto de casa por el trabajo. El presidente del PP confesó que les había contado una «mentira piadosa» y que justificaba su ausencia con su participación en un concurso y que si lo ganaba les regalaría un perro.

Pero el presentador, tenía guardadas varias preguntas comprometidas sobre los temas que envuelven al partido de Casado.

Fue cuestionado sobre la corrupción que salpica a la formación y afirmó que se trabatan de «un par de sinvergüenzas que habían traicionado al partido». No faltaron las preguntas sobre el nacionalismo catalán, donde dejó constancia de su firme posición: «Cerraría TV3 si sigue siendo una cadena al servicio del independentismo ilegal o la intervendría». Tampoco las referidas a Vox y, en concreto, a uno de sus rivales, Santiago Abascal, que llamó al PP «derechita cobarde», respecto a lo que Casado confesó al presentador: «No he conocido nunca a un valiente que presuma de serlo» y añadió que «una cosa es hacer política de barra de bar, pero al final la cuestión es saber gestionar, en lo que Abascal no puede presumir».

Tras este interrogatorio político, Pablo Motos tenía aún varias reservas almacenadas para el líder de la formación azul. Y es que jugaba con ventaja, pues sabía que Casado había estado varios años en el conservatorio.

«De eso hace mucho tiempo», le dijo Casado. El requenense lo tenía todo preparado: «Tengo aquí un grupo, un bajo y estás en directo en campaña electoral». Casado, aunque se resistió un poco al principio, no rechazó la oferta y se animó a tocar el tema de Bruno Mars 'Uptown Funk' con el bajo.

Más sobre Pablo Motos y 'El Hormiguero'