Josep Policarpo se despide del Escalante

REDACCIÓN.

El director artístico del Escalante, Josep Policarpo, concluye el contrato de tres años (dos años más uno prorrogable) y se desvincula del proyecto. El gestor teatral deja el Escalante con la programación 2019-2020 cerrada. Este jueves presentará su última temporada con la que se despedirá del teatro que carece de sede fija. El proyecto escénico de la Diputación de Valencia abandonó su escenario estable (calle Landerer) en octubre de 2016, a los pocos meses de ser nombrado Policarpo. La corporación detectó «fallos estructurales» en el edificio del Escalante, propiedad del Patronato de la Juventud Obrera. Y se desentendió. Durante tres años, la programación ha deambulado por auditorios públicos y privados de Valencia (sala Russafa, Inestable, Les Arts, El Musical, Rialto, etcétera). Desde la corporación provincial no se ha encontrado una sede fija para los espectáculos, es decir, no se ha dado una solución a la itinerancia. La actividad del Escalante se desarrolló durante 31 años en calle Landerer.