Las víctimas del metro critican el retraso de la Agencia de Seguridad Ferroviaria

Un convoy de metro en la estación de Colón. / jesús signes
Un convoy de metro en la estación de Colón. / jesús signes

La asociación reprocha al Consell que todavía no haya creado el organismo a pesar de que la ley autonómica entró en vigor hace más de un año

ISABEL DOMINGO

valencia. La Asociación de Víctimas del Accidente del Metro del 3 de Julio de 2006 (AVM3J) criticó ayer el retraso que acumula la Agencia Valenciana de Seguridad Ferroviaria, que debería haberse creado en junio del año pasado según establecía la Ley autonómica de Seguridad Ferroviaria, aprobada en Les Corts en marzo de 2018. Es ahora cuando la Conselleria de Obras Públicas, asumiendo las funciones atribuidas al consejo rector, ha sacado a información pública el proyecto de decreto con el estatuto de la agencia.

«Es llamativo que en cuatro años no se haya hecho nada. Es un asunto que hay que retomar y así lo trasladamos», explicó la presidenta de la entidad, Rosa Garrote, quien mantuvo recientemente en encuentro con la exconsellera de Obras Públicas (y actual vicepresidenta segunda de Les Corts), María José Salvador, para conocer los motivos de la demora en la creación de la agencia. En ese encuentro, producido poco antes de la salida de Salvador hacia su nuevo destino en el parlamento valenciano, también estuvieron presentes el subsecretario, Francisco Signes, y el director general de Obras Públicas, Carlos Domingo, según fuentes consultadas por este periódico.

«Es un tema pendiente. Se tienen que poner a trabajar para ponerla en marcha», comentó Garrote, quien también recordó que «más allá del compromiso con nosotros, como asociación, es un compromiso con toda la sociedad». En este sentido, hacía referencia a la promesa que asumieron tanto la exconsellera como el presidente en funciones de la Generalitat, Ximo Puig, al comienzo de la anterior legislatura referida a promover la seguridad ferroviaria en la Comunitat.

«Las funciones las está desempeñando un director general que consulta con personal independiente y, en eso, estamos satisfechos. Pero es cierto que no han cumplido su anuncio», lamentó la presidenta de la AVM3J.

La conselleria justificó la demora en las complicaciones surgidas para encontrar personas que ocuparan las cinco vocalías del consejo rector de la agencia, debido al elevado grado de incompatibilidades fijado en la Ley de Seguridad Ferroviaria para asegurar la independencia de los miembros. A eso se suma el calendario de sesiones en Les Corts, a quien corresponde tres de los nombramientos del consejo rector.

Modificación legal

De hecho, esta situación motivó que en la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de la Generalitat para 2019 la conselleria introdujese una modificación del artículo 14 de la ley para rebajar los requisitos de los candidatos a integrar el consejo rector.

Las cuentas de este ejercicio también sirvieron para otro cambio en la normativa, en este caso, atribuyendo las labores de la agencia a la Dirección general de Transportes de la Conselleria de Obras Públicas, en concreto, a Carlos Domingo, que, según la disposición transitoria cuarta, «podrá recabar para ello el asesoramiento de personal técnico especializado en seguridad de la circulación ferroviaria», lo que abría la puerta a la externalización del servicio.

El retraso en la creación también provocó que Intersindical Valenciana-SF, con representación en Ferrocarrils de la Generalitat (FGV), mandase un escrito a Les Corts instando a que Consell y partidos políticos cumplieran con la obligación de crear esta entidad. Fuentes del sindicato explicaron que, transcurrido más de un mes del escrito, no han obtenido contestación.