Sanidad retrasa otra vez las listas de espera «para tener más perspectiva»

La consellera de Sanidad, Ana Barceló, a la salida del nuevo servicio de Urgencias de la calle Joaquín Ballester de Valencia. / damián torres
La consellera de Sanidad, Ana Barceló, a la salida del nuevo servicio de Urgencias de la calle Joaquín Ballester de Valencia. / damián torres

Barceló justifica que se publiquen en julio por la acumulación de festivos en el primer trimestre y por el retraso en las operaciones vespertinas

Daniel Guindo
DANIEL GUINDOValencia

La Comunitat cerró el pasado año con un dato preocupante. Más de 66.000 pacientes se encontraban a la espera de someterse a una operación quirúrgica, la cifra de usuarios más elevada al finalizar un año de los últimos cuatro ejercicios. En concreto, el volumen de valencianos que todavía no habían sido citados para pasar por el quirófano había crecido en el último trimestre del año en 2.500 pacientes. En comparación con diciembre de 2017, la cantidad se había incrementado en algo más de 4.600 enfermos, mientras que, en relación al inicio de la pasada legislatura, la cifra se había disparado por encima de los 8.500 pacientes, puesto que al cierre de 2015 la lista de espera la componían algo menos de 58.000 usuarios. Así las cosas, no es de extrañar el interés que había generado conocer los datos del primer trimestre -se difunden cada tres meses-, sobre todo para comprobar si las medidas impulsadas por la Conselleria de Sanidad -en concreto, el nuevo modelo de autoconcierto- surten efecto o la bolsa de pacientes sigue creciendo. Sin embargo, no será hasta el mes de julio cuando se hagan públicos los datos, como confirmó ayer la titular del departamento Ana Barceló, lo que significa un nuevo retraso de una información que se espera desde la segunda quincena de abril.

En un primer momento, la campaña electoral y los comicios autonómicos habían provocado que no se hubiese reunido la comisión de seguimiento encargada de poner en común los datos de todos los departamentos de salud para, posteriormente, difundirlos. Sin este encuentro, el análisis de las cifras no puede llevarse a cabo.

Al respecto, Barceló apuntó ayer que esperan que esta información pueda conocerse «lo antes posible», aunque concretó que, dadas las fechas actuales, «vamos a esperar a que concluya el semestre completo» para dar a conocer las cifras. Al principio, el encuentro de los profesionales que conforman la citada comisión estaba previsto para finales de mayo, como trasladó a LAS PROVINCIAS la consellera, mientras que ayer matizó que se había decidido contar también con los datos del segundo trimestre (de abril a junio) para dar a conocer todas las cifras, de ahí que hasta el próximo mes de julio no está previsto que se difundan.

La Comunitat cerró el año pasado con más de 66.000 pacientes a la espera de pasar por el quirófano

Barceló achacó este nuevo retraso a que el nuevo modelo de autoconcierto prácticamente arrancó a finales de enero y que la Comunitat ha registrado importantes periodos festivos, como las Fallas y la Semana Santa, momentos en los que se reduce la actividad quirúrgica, por lo que, señaló, «queremos tener un semestre completo para poder hacer una valoración con una perspectiva más amplia». En esta línea, precisó también que los datos «saldrán del primer semestre, aunque podremos desglosarlo para que vean que hay total transparencia», pero «hasta que no acabe el segundo trimestre no se harán públicos porque es mejor tener la perspectiva de los seis meses completos que tener un trimestre» en el que se registraron las citadas incidencias.

En concreto, el pasado 18 de enero, el Consell suscribió un acuerdo de regulación del programa especial de productividad para la reducción, en 2019, de la demora asistencial en el Sistema Valenciano de Salud -el nuevo modelo de autoconciero-; convenio que regula las remuneraciones que percibirá el personal sanitario que, de forma voluntaria, quiera acometer estas operaciones fuera de su horario habitual. El acuerdo también contempla que, de forma trimestral, se celebrará una comisión de seguimiento conformada por las direcciones generales de recursos humanos y asistencia sanitaria y las organizaciones sindicales, cuyo objetivo es evaluar la efectividad del programa y analizar las posibles causas de desviación en su eficiencia estableciendo los indicadores pertinentes. En el seno de esta comisión se analizan e interpretan los datos que, paralelamente, se hacen públicos a través de la web de la conselleria. Es por eso que las previsiones iniciales apuntaban a que en abril se darían a conocer las cifras del primer trimestre, pero finalmente no fue así. Desde distintas fuerzas sindicales también han confirmado que la reunión no sólo no se ha celebrado, sino que no hay fecha de convocatoria.

A finales de enero arrancó el nuevo modelo de autoconcierto para incentivar las operaciones

El retraso en dar a conocer estas cifras, que reflejan la situación en la que se encuentran los quirófanos de los hospitales de la Comunitat, ya generó las críticas de los grupos de la oposición. Al respecto, hace unas semanas, el diputado del PP José Juan Zaplana acusó al presidente Ximo Puig de «esconder de nuevo los datos de las listas de espera del primer trimestre para ocultar su pésima gestión». El parlamentario criticó al jefe del Consell -«basta ya de cocina en la Sanidad»- y aseguró que el modelo «sigue en peligro con el nuevo Botánico».

Para Zaplana, «Puig y Barceló siguen cocinando las listas de espera después de demostrar su incapacidad para solucionar el problema de la situación sanitaria, con caos en las listas, en los centros de atención primaria o en la limpieza de los hospitales», dijo. «Hay ocultismo y falta de transparencia», sentenció.

«El plan de vacaciones y refuerzos dispondrá de más presupuesto y se presentará esta semana»

«El plan de refuerzos y de vacaciones lo presentaremos esta semana». La consellera de Sanidad, Ana Barceló, quiso ayer tranquilizar al personal sanitario, que ya ha expresado su malestar por desconocer cuántas nuevas incorporaciones llevará a cabo cada departamento para sustentar el sistema sanitario mientras las plantillas disfrutan de sus vacaciones estivales. «Quiero trasladar un mensaje de tranquilidad porque contemplamos un aumento presupuestario y cada año el plan de vacaciones va mejorando ostensiblemente, y el plan de refuerzos también», aseveró la titular del departamento. Parte de este plan de refuerzos estivales estará formado por la segunda fase de los refuerzos prometidos para los centros de Atención Primaria.

En un primer momento, la conselleria anunció la incorporación de 307 nuevos sanitarios (médicos de familia, pediatras y enfermeros) para atajar la saturación que sufrían los ambulatorios valencianos. Sin embargo, en este tiempo apenas se han incorporado la mitad por las dificultades de encontrar facultativos con la especialidad de medicina familiar o de pediatría, lo que ha motivado las quejas sindicales ante la concreción de los compromisos adquiridos. Así, esta segunda fase de incorporaciones se ha venido retrasando hasta que formará parte del grueso de los refuerzos previstos para el periodo estival. Eso sí, siempre y cuando Sanidad pueda encontrar todos los profesionales que deben integrar estos nuevos equipos de refuerzo y sustituciones.

Buena parte de este nuevo personal sanitario se destinará a zonas costeras en las que la presión asistencial se multiplica durante los meses de verano.