Sanidad prepara un programa de playas sin humo para que se adhieran los municipios

Bañistas acceden a una playa de Valencia. / juanjo monzó
Bañistas acceden a una playa de Valencia. / juanjo monzó

Valencia y Cullera estudian prohibir fumar en sus costas como en Oropesa pero supeditan cualquier decisión a lo que digan los técnicos

EP

La Conselleria de Sanidad está trabajando en la elaboración de un programa de «playas sin humo», al que podrán adherirse los municipios costeros que lo soliciten, aunque si bien, según detallan fuentes de este departamento, para su tramitación se requiere «de un tiempo». Desde la conselleria dirigida por Ana Barceló recuerdan que las colillas de los cigarrillos no son biodegradables y pueden tardar «hasta 10 años en destruirse», por lo que destacan la importancia de llevar a cabo iniciativas de este tipo que, a su vez, «tienen el fin de eliminar la exposición al tabaquismo pasivo y promover espacios públicos de salud y convivencia libres de humo».

Este tipo de iniciativas han cobrado relevancia después de que la Cala Retor, en Oropesa, se haya convertido desde hace once días en la primera playa libre de humo en la Comunitat, tomando ejemplo de otras zonas de España como Galicia o Cantabria. De momento, se trata de una iniciativa de carácter divulgativo para concienciar a los bañistas y usuarios de que «cualquier colilla perjudica mucho al fondo marino y al mar», según apuntó Jordi Llopis, concejal de Medio Ambiente y Playas de la localidad, que aclaró que de momento no penalizarán con multas: «No es con afán de lucro, es con afán de concienciación».

Otros consistorios como el de Valencia también están estudiando esta medida de regular el tabaco en las costas para mejorar las playas y que la calidad del aire sea «óptima», una decisión que tomarán «atendiendo a las condiciones de las playas y a la experiencia de municipios que han ido por delante en la implantación de estas medidas». Los usuarios de las playas de la ciudad se muestran partidarios de la prohibición para tener unas playas libres de humos.

Asimismo, Cullera está estudiando implantar la prohibición de fumar en sus 15 kilómetros de playa, ya que es «una de las mejores soluciones» ante la «proliferación» de colillas en estas zonas. El concejal de Playas del Ayuntamiento de Cullera, Salvador Tortajada, puntualizó que esta medida «no está cerrada», sino que se estudia «de cara al futuro». «La idea es que fuese el verano que viene, pero no sé si se implantará. Si pudiéramos de cara al año que viene sería ideal, pero no depende solo de nosotros», subrayó, antes de añadir que se encuentran a la espera de los correspondientes informes técnicos.

El edil señaló que, si se implantara la medida de playas sin humos, habría un tiempo prudencial para informar a los ciudadanos pero ha apuntado que «si hay una prohibición, tiene que conllevar una sanción». Además, señalado que «todo está en la educación».