La novia del joven de 385 kilos: «Teófilo sólo pide que lo atiendan como a los demás»

Los bomberos trasladan a Teófilo con una cama especial. / rober solsona
Los bomberos trasladan a Teófilo con una cama especial. / rober solsona

La familia denuncia al Hospital de Manises por darle el alta

R. V./EFE VALENCIA.

El calvario del joven valenciano de 385 kilos continúa mientras las autoridades sanitarias tratan de prestar la mejor atención en un caso que califican de excepcional. La familia de Teófilo Rodríguez presentó en la madrugada de ayer una denuncia en el juzgado de guardia de Valencia contra el Hospital de Manises y la Conselleria de Sanidad al considerar que no debían de haberle dado el alta médica.

La hermana del hombre con obesidad mórbida entiende que hubo riesgo para el paciente durante su traslado a Turís, localidad donde reside sus padres, en un camión de transporte de mercancías. Débora Rodríguez reflejó también en la denuncia que su hermano estuvo cuatro horas y media dentro del vehículo tras el intento fallido de meterlo su casa. Como ya informó ayer LAS PROVINCIAS, la cama con báscula incorporada no cabía por la puerta del domicilio de sus padres, y por este motivo decidieron llevarlo a la sala de pediatría del centro de salud de Turís.

Más información

Mientras la familia del joven obeso mantiene que el Hospital de Manises no lo había atendido bien en los últimos días, el centro hospitalario afirmó ayer en un comunicado que el paciente «está siendo asistido por un equipo multidisciplinar» para practicarle las pruebas y cuidados pertinentes tanto en su domicilio como en el propio hospital.

Teófilo se quedará en el hospital hasta que la Conselleria de Sanidad encuentre una solución

Respecto al alta médica, el centro sanitario señala textualmente que las razones fueron «estrictamente médicas», aunque Teófilo volvió a ser ingresado el miércoles por la noche en el Servicio de Urgencias del Hospital de Manises tras sufrir una insuficiencia respiratoria. El paciente «tiene la autoestima por los suelos», considera que lo están «abandonando» y solo pide que lo «atiendan como a los demás», manifestó la novia de Teófilo.

«Porque una persona esté gordita no significa que tengan que depreciarle o atenderle menos, o no darle una habitación», dijo Judit tras explicar que su novio pasó una noche «malísima con la mascarilla» en el Servicio de Urgencias del Hospital de Manises.

«Tanto la Conselleria como el hospital estamos poniendo todos los medios, contando con la colaboración de las entidades sanitarias autonómicas y nacionales, para atender un caso excepcional y garantizar la mejor atención sanitaria», afirma el comunicado del centro sanitario. Según la Conselleria de Sanidad, el paciente se quedará en el hospital hasta que se encuentre «una solución en la que se está trabajando», ya que las camillas bariátricas que se utilizan en España soportan un peso máximo de 318 kilos.

El paciente con obesidad mórbida «considera que lo están abandonando», según su novia

La presidenta del Defensor del Paciente, Carmen Flores, se pronunció ayer también sobre este caso para criticar la «desvergüenza política» y la «falta de respeto de humanidad» de las autoridades sanitarias por el traslado en un camión de Teófilo «sin el consentimiento de su familia».

En un escrito remitido al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, a la ministra de Sanidad, Carmen Montón, y a la consellera Ana Barceló, Flores lamenta el traslado de un paciente con obesidad mórbida como «si se tratara de un fardo sin medios médicos ni técnicos». También asegura que no se puede cargar la responsabilidad a su familia.

Más noticias

Fotos

Vídeos