Las empresas reclaman libertad de elección para los mayores

D. GUINDO VALENCIA.

Pese a la recuperación de la gestión del primero de los centros del ámbito de los servicios sociales, la consellera Mónica Oltra sigue realizando guiños al sector empresarial, consciente de la importancia que tiene a la hora de atender a colectivos como los ancianos o los dependientes. En esta línea, la vicepresidenta planteó la creación de un acuerdo general con las empresas para concertar plazas en residencias, un marco similar al concierto social suscrito con las entidades sin ánimo de lucro. Este acuerdo permitiría reducir a una única el número de fórmulas en las que la conselleria se relaciona con el sector empresarial en este ámbito, lo que homogeneizaría los procesos de contratación.

Ante esto, en la Asociación Empresarial de Residencias y Servicios a Personas Dependientes de la Comunitat (Aerte) han recogido el guante e insisten en que ese acuerdo marco debe ser general para todas las organizaciones, tanto empresas como entidades sin ánimo de lucro. Así, todas las residencias acreditadas -es decir, las que cumplan con los requisitos y el nivel de calidad marcados por la Generalitat- podrán poner a disposición de la conselleria algunas de sus plazas para que la Generalitat pueda concertarlas y derivar allí a mayores que soliciten plaza. Así se garantizará la libertad de elección de los mayores, que es lo que reclaman.

Además, recuerdan que Aragón, la impulsora del primer concierto social sólo con entidades sin ánimo de lucro -y que la Generalitat pone siempre como ejemplo- acaba de dar marcha atrás, y ha creado un acuerdo marco en el que tienen cabida todas las residencias, privadas y de ONG's. Otras autonomías como Baleares, Cataluña o Murcia tampoco discriminan entre con o sin ánimo de lucro. Así, la Comunitat queda como la única de esta zona con este sistema.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos