Camas en los pasillos y esperas de seis horas en Urgencias por la gripe

Pacientes en Urgencias del Hospital Clínico de Valencia, ayer. / Irene Marsilla
Pacientes en Urgencias del Hospital Clínico de Valencia, ayer. / Irene Marsilla

El aumento de los pacientes con infecciones respiratorias agrava la saturación de los centros de salud y los hospitales de la Comunitat

Daniel Guindo
DANIEL GUINDOValencia

«Efectivamente, están aumentando las atenciones por gripe», lo que está agravando la «saturación en los centros de salud, los Puntos de Atención Continuada (PAC) y las Urgencias hospitalarias en las tres provincias». Desde el Sindicato Médico CESM-CV confirmaron ayer que la presencia de este virus, que deriva en una infección respiratoria, se está haciendo cada vez más patente en la Comunitat, lo que está agravando la situación de sobrecarga asistencial por la que atraviesan buena parte de los ambulatorios y de los centros hospitalarios valencianos. De esta forma, según la formación sindical, las esperas en Urgencias de los principales hospitales oscilan entre las cuatro y las seis horas por las tardes, «superiores incluso por la noche».

Por ejemplo, la situación en el Hospital Clínico de Valencia «se complicó» en la mañana de este lunes, según el sindicato CSIF. «Están ya ocupadas las 25 camas de observación y las 12 de preingresos en Urgencias. No hay camas libres en planta tampoco para ir hospitalizando a quien está en observación o preingreso. En observación ya están empezando a poner camas en los pasillos y hay gente esperando en la puerta de Urgencias», resumieron. En esta línea, desde el sindicato Satse confirmaron que, sobre las 15.00 horas, de los 12 pacientes que había en la unidad de preingreso, «diez personas tienen cama asignada, pero no se ha vaciado aún, y dos no tienen cama». «Observación está lleno y hay dos camas en los pasillos. Las Urgencias también están llenas de gente», agregaron. Desde la Conselleria de Sanidad señalaron que «la presión asistencial y la ocupación de camas es muy alta, como ocurre todos los años por estas fechas», y recordaron que este hospital cuenta con seis habitaciones de neumología que, en ocasiones, albergan tres camas. «Son habitaciones de mayores dimensiones que están preparadas con equipamiento para albergar tres camas y únicamente durante el tiempo indispensable», aclararon.

En el caso del Hospital La Fe, el Sindicato Médico advirtió que «tiene problemas» y «habitaciones con camas dobles» -en este centro sanitario, son individuales y algunas se duplican cuando crece la demanda asistencial-; mientras que Satse apuntó que, sobre las tres de la tarde, había «28 pacientes esperando cama en Urgencias» y se habían instalado «diez camas supletorias entre las columnas de observación de Urgencias». Sanidad añadió que a primera hora de la mañana de ayer «había pacientes en Urgencias pendientes de cama», aunque fueron subiendo a planta conforme se daban altas. Además, continuaba activado el protocolo de uso de habitaciones con dos camas.

Otro ejemplo significativo es el Hospital Arnau de Vilanova, centro sanitario en el que, sobre las 17.00 horas, observación estaba «a tope, con ingresos pendientes desde el domingo», aunque esos pacientes estaban pasando en ese momento a planta al registrarse altas de otros usuarios del centro sanitario. Aquí, según la conselleria, «se ha experimentado un incremento de casos de afecciones respiratorias». «Hay pacientes en la unidad de Urgencias pendientes de cama que serán ingresados en las próximas horas conforme vayan realizándose las altas previstas», destacaron.

En el Hospital General de Valencia, según la información proporcionada por la conselleria, «ha habido pacientes en Urgencias pendientes de cama que han ido ingresando a medida que se han dado altas», al igual que en el Lluis Alcanyís de Xàtiva. La presión asistencial, como apuntaron desde Sanidad, era algo menor en los hospitales de Castellón (Provincial, General y La Plana), Sagunto, Doctor Peset, La Ribera, Llíria, Francesc de Borja de Gandia, General de Elche, Sant Joan y Orihuela, aunque en la mayoría de ellos se reconocía un importante número de pacientes aquejados principalmente por patologías respiratorias.

En Atención Primaria, fuentes de la Asociación de Profesionales de Atención Continuada y Urgencias (Apacu-CV) también ponían el acento en la sobrecarga asistencial existente en los centros de salud, donde ya se están detectando casos de gripe BH. Por ejemplo, en el centro de salud de Torrent en la mañana de ayer cada médico tenía asignados a unos 35 pacientes (unos siete minutos por paciente) más una quincena de Urgencias. Por la tarde, cada pocos minutos, los sanitarios atendían a un nuevo paciente. Dolor de garganta, constipados, tos o fiebre eran las principales dolencias. Ayer, por ejemplo, faltaban dos médicos, por lo que el personal presente tuvo que «repartirse la guardia para poder cubrir el servicio», y había «problemas para cubrir todas las incidencias».

Por otra parte, desde el sindicato CSIF reclamaron ayer a la Conselleria de Sanidad que refuerce el servicio de pediatría de Urgencias del hospital comarcal de Llíria. La central sindical ya se ha dirigido por escrito a la Gerencia del centro y va a hacer lo propio directamente con la conselleria. El sindicato apremia a que se produzca ese refuerzo y el recinto tenga la plantilla prevista, sobre todo en una época de repunte de gripe como estas semanas. En la actualidad faltan ocho efectivos entre celadores, auxiliares y enfermeros. El sindicato explicó que la carga de trabajo ha crecido exponencialmente e incluso acuden usuarios de otros hospitales porque les resulta más fácil acceder al de Llíria, de ahí que las plantillas iniciales resulten insuficientes y sea necesario mayores recursos humanos en este servicio pediátrico.

«El plan de refuerzos es caótico, carece de una previsión clara y genérica»

La situación de sobrecarga asistencial ha llevado a algunos departamentos a activar los refuerzos previstos en el plan de contingencia frente a la gripe, pero según el sindicato CSIF «parece que es un poco caótico, porque va por departamentos y sobre la marcha, sin una previsión clara y genérica». Al respecto, desde el Sindicato Médico CESM-CV mostraron ayer su preocupación porque, «aunque la administración va a aumentar la plantilla de médicos para atender estas urgencias, sin duda la cantidad es insuficiente, cantidad que además tampoco se ha dicho de forma clara y no sabemos exactamente de qué cifra estamos hablando».

En esta línea, por ejemplo, apuntaron que algunos departamentos han comenzado a reforzarse, como por ejemplo el de Xàtiva, donde los servicios de Primaria sufren cierta saturación, o el hospital Doctor Peset, que se ha reforzado con personal entre las 14.00 y las 20.00 horas para tratar de descongestionar los servicios.

Al respecto, desde la Conselleria de Sanidad recordaron que los departamentos de salud ya pueden contratar aquellos refuerzos que necesiten en función de sus necesidades asistenciales. Este año están previstas 172 contrataciones en los hospitales valencianos con el fin de reforzar los servicios de urgencias, un 42% más que el año pasado (121 contrataciones). En concreto, se prevé la contratación de 15 médicos, 73 de personal de enfermería, 59 auxiliares y 25 celadores, con una dotación presupuestaria de 800.000 euros.

Las contrataciones se irán realizando en función de la demanda asistencial en cada departamento de salud, agregaron desde la conselleria.

Más información