Un alto cargo revela en pleno proceso amistad íntima con un aspirante

L. G. VALENCIA.

Carmelina Pla, directora general de Eficiencia y Régimen Económico de la Conselleria de Sanidad, comunicó el pasado día 4, en medio del concurso para la adjudicación de las resonancias magnéticas, que incurría en una de las causas de abstención para participar en el mismo al «mantener una amistad íntima» con el gerente de una de las empresas aspirantes, según un documento de Sanidad al que ha tenido acceso LAS PROVINCIAS.

Carmelina Pla dio a conocer esa situación de incompatibilidad que la llevó a abstenerse, diez días antes de la adjudicación de los cinco lotes del contrato, que se publicó ayer en la Plataforma de Contratación. El proceso estaba en marcha en junio, cuando Pla ya ocupaba la dirección general y tenía, por tanto, las competencias de contratación. De hecho, fue entonces cuando se conoció el número de firmas que se presentaron al concurso. Un mes después, ya se dieron a conocer las empresas con más opciones para ganar la adjudicación.

La empresa Ribera Salud, una de las firmas que se presentó al concurso, ha manifestado ante estos hechos su intención de interponer recurso contra el proceso al considerar que el mismo se «encuentra viciado de origen». A la comunicación de Pla sobre la «amistad íntima» siguió un acuerdo de la subsecretaría de la Conselleria de Sanidad. Se adoptó el pasado día 5 retirando a Pla las competencias de contratación.

Fotos

Vídeos