Un informe dice que el bebé de Vinaròs falleció por un error de los sanitarios

Acceso al servicio de urgencias del Hospital Comarcal de Vinaròs./ JORDI MAURA
Acceso al servicio de urgencias del Hospital Comarcal de Vinaròs. / JORDI MAURA

El abogado de la familia apunta que la niña murió por una hiperglucemia después de recibir suero glucosado sin diluir directamente en vena

Daniel Guindo
DANIEL GUINDOValencia

Todo apunta a que el trágico fallecimiento de una pequeña de 20 meses en Castellón se debió a un error de personal sanitario del Hospital Comarcal de Vinaròs. Así lo recoge el informe elaborado por la comisión de investigación del citado centro hospitalario creada, precisamente, para averiguar las causas de la muerte de la niña. En concreto, como señala Rubén Darío Delgado, abogado de Atlas Abogados que la Asociación de Víctimas de Negligencias Sanitarias (Avinesa) ha puesto a disposición de la familia de la menor, el documento «ha constatado que existió un error por parte del servicio de enfermería en la administración de la sueroterapia». Delgado, tras analizar el informe, destaca que «efectivamente, se le suministró suero glucosado al 50% sin diluir, directamente en vena, y eso le causó la muerte porque falleció por una hiperglucemia. Tenía 1731 de glucosa en sangre, cuando lo habitual es entre 80 y 120».

Este documento, elaborado por la comisión que integran miembros del hospital y presidida por la gerente del centro sanitario, «viene a acreditar las sospechas de que el fallecimiento fue por una negligencia médica», asevera el letrado, quien recuerda que «a la niña no le atendió ningún pediatra hasta que empezó a convulsionar», sino el personal de Urgencias.

La aportación de este informe se antoja clave para la instrucción del caso, que en estos momentos está finalizando. Cuando termine este paso, los familiares de la pequeña sabrán contra quién pueden formular la acusación, puesto que en la actualidad aparecen como investigados en el caso dos enfermeras y cuatro médicos. «Una de las cosas más destacables es el encomiable trabajo del juez instructor para no dilatar el proceso y hacer que sea lo más rápido posible», quiere destacar, al respecto, el letrado.

Sobre la posibilidad de que la falta de personal sanitario podría ser una de las circunstancias que propiciaron el error humano, el abogado indica que los padres «en ningún momento dicen que hubiera mucha gente en el hospital sino todo lo contrario, que las Urgencias estaban casi vacías». Al parecer, el informe recoge la declaración de una de las enfermeras implicadas en el caso en la que señala que, en ese momento, tenía muchos pacientes, según Delgado. Esta afirmación, junto con la atención postrera de un pediatra a la pequeña, podría llevar a pensar que el actual déficit de profesionales sanitarios (como denuncian repetidamente las fuerzas sindicales) sería una de las causas del fatal desenlace.

Al respecto, desde la Conselleria de Sanidad evitaron ayer indicar si se va a adoptar alguna medida específica en el hospital, como apartar a los profesionales investigados de sus funciones hasta que se aclaren los hechos o reforzar las plantillas de sanitarios. «El asunto está judicializado por lo que no se van a realizar valoraciones», fue la respuesta dada por el departamento.

Los padres de la pequeña tampoco tienen fuerzas para recordar los hechos. Fuentes próximas a la familia indican que los progenitores «están ahora mucho peor que cuando recibieron la noticia de que había muerto la niña. Quieren, pero no pueden».

Los hechos se remontan a mediados del pasado mes de noviembre, cuando la menor, acompañada por sus progenitores, acudió al hospital de Vinaròs aquejada de una gastroenteritis y entró en coma. Días después ya se empezó a barajar un posible error en el suministro de la dosis como causa del fallecimiento. Debido a que se agravó el estado de la pequeña, se derivó a la menor al Hospital General Universitario de Castellón, donde se notificó el fallecimiento. Tras ello, el centro hospitalario inició una investigación para conocer de primera mano las asistencias que recibió la menor y «que derivaron en la atención de urgencia vital durante su ingreso en la unidad de urgencias pediátricas», según indicaron.

Más