Un concejal de la CUP, multado en Tavernes tras dar positivo en un control de tráfico por drogas

El edil catalán Oriol Ciurana, tras su detención en diciembre. / efe
El edil catalán Oriol Ciurana, tras su detención en diciembre. / efe

El edil de Reus, detenido la semana pasada por un delito de incitación al odio, fue interceptado por la Guardia Civil junto a un festival de música

C. GIMENO/REDACCIÓN

tavernes/valencia. El concejal de la CUP de la localidad de Reus Oriol Ciurana fue denunciado el sábado por la tarde por la Guardia Civil en Tavernes de la Valldigna. Al edil se le impuso una sanción administrativa por conducir bajo los efectos de sustancias estupefacientes tras dar positivo en un control de tráfico en el municipio de la comarca de la Safor.

El concejal fue 'cazado' en un operativo especial de las fuerzas de seguridad que se había instalado estos últimos días en los accesos a Tavernes para garantizar la seguridad de los asistentes al Festivern, un evento que se celebró en la capital de la Valldigna del 29 al 31 de diciembre.

El concejal ya fue noticia hace pocos días en Cataluña por tratar de eludir la acción de la justicia en un proceso relacionado con un delito de incitación al odio. Ahora vuelve a ser protagonista al dar positivo en el control de tráfico dispuesto en los alrededores del Festivern.

Dos jóvenes fueron denunciados por realizar pintadas como 'l'escola en català ara i sempre'

Ciurana acabó detenido la semana pasada por los Mossos d'Esquadra por ser uno de los concejales de Reus, junto a su compañera de partido Marta Llorens, que no había obedecido a los requerimientos de la justicia. En concreto, el concejal no asistió a su cita con el juez al no reconocer la justicia española.

Así, el pasado jueves fue puesto a disposición judicial y posteriormente quedó en libertad acusado de un supuesto delito de incitación al odio. Ciurana está acusado de firmar un manifiesto que pedía la salida de los agentes de la Policía Nacional desplazados a Cataluña con motivo del 1-O. El juez investiga su supuesta responsabilidad en las movilizaciones contra los policías movilizados.

La del edil no ha sido la única actuación de la Guardia Civil en el festival de invierno de las comarcas centrales. La madrugada del viernes, la Benemérita se incautó de 300 carteles y varios botes de sprays en la estación de trenes del municipio. Se impuso una denuncia administrativa ante la Delegación de Gobierno a dos jóvenes, uno catalán y otro valenciano, por un caso de deslucimiento de inmuebles. Los carteles llevaban leyendas como 'llibertat presos polítics' o 'l'escola en català ara i sempre'.

Aunque no existe ninguna relación confirmada con el suceso anterior, se da la coincidencia de que, horas antes de identificar a estas dos personas, aparecieron varias pintadas en la fachada de la sede del PSPV de Tavernes. En el lugar de reunión de los socialistas valleros se leía 'democracia occidental = dictadura capitalista'.

También en la localidad se han podido ver estos días varias pancartas de la organización fascista Arran la Safor con lemas como 'l'organització és la clau de la victòria. Contra el 155 i l'Estat espanyol'. Este grupo ya actuó hace unos meses en Tavernes. Arran derribó el toro de Osborne ubicado en la N-332.

Más

Fotos

Vídeos