Las Provincias

La juez imputa a la mujer detenida por agredir sexualmente a un menor

El joven fue asistido en el Hospital Clínico de Valencia.
El joven fue asistido en el Hospital Clínico de Valencia. / VICENTE MARTÍNEZ
  • La acusada quedó en libertad con cargos tras negar parte de los hechos, aunque reconoce que flirteó con el joven de 17 años

La mujer de 41 años detenida en Valencia por agredir sexualmente a un menor quedó en libertad con cargos después de prestar declaración en el juzgado de guardia. La acusada negó parte de los hechos relatados por el joven de 17 años en su denuncia, aunque reconoció que flirteó con el adolescente en el rellano de un edificio después de que el chico realizara un comentario libidinoso, presuntamente, sobre los pechos de la mujer.

La juez de guardia decretó la libertad de la individua, aunque le imputó un presunto delito de agresión sexual, y se inhibió en favor del juzgado de instrucción número 9 de Valencia, donde los padres del menor presentaron la denuncia. La acusada deberá comparecer una vez al mes en una oficina judicial para firmar mientras siga imputada. Como ya informó LAS PROVINCIAS, la mujer fue detenida por la Policía Local después de que un joven de 17 años denunciara que le había obligado a mantener relaciones sexuales con ella.

Los rocambolescos hechos tuvieron lugar sobre las 13.30 horas del martes en pleno centro de Valencia. La víctima paró a una patrulla de la Policía Local y explicó a los agentes que una mujer le acababa de agredir sexualmente en el rellano de un edificio cercano. Según la versión del menor, la mujer le convenció para que entrara con ella en el patio de un edificio de la calle Sorní. El chico estaba muy nervioso y derramó lágrimas durante su relato. También dio detalles de la ropa que vestía la mujer y la marca de coche que conducía. El joven insistió en que ella se bajó los pantalones en el rellano del edificio, donde se encontraban los dos solos, y luego le amenazó para que mantuvieran relaciones sexuales. «Como no te dejes te vas a enterar», afirmó presuntamente la imputada, según la denuncia que presentó el menor.

Comentarios libidinosos sobre los pechos

Minutos después, los policías locales localizaron a la sospechosa al volante de su coche Smart en la calle Colón. Tras ser informada de los hechos que había denunciado el menor, la mujer dio otra versión muy diferente y manifestó que fue el chico quien realizó comentarios libidinosos sobre sus pechos y luego le hizo proposiciones deshonestas. Esto sucedió supuestamente cuando la conductora del Smart coincidió en un semáforo con el joven, que circulaba con un ciclomotor.

Así, según las declaraciones de la mujer, las relaciones sexuales posteriores en el rellano de un edificio habrían sido consentidas por ambos. Sin embargo, la imputada negó ayer durante su declaración judicial que hubiera habido penetración, aunque se mostró muy nerviosa. Tres familiares de la presunta agresora sexual la esperaron a la salida del juzgado para trasladarla a su domicilio en una localidad de la comarca de l'Horta.

Desde el principio, la Policía Local activó el protocolo de protección del menor, cuya identidad omitimos para preservar sus derechos, y lo trasladó al Hospital Clínico después de que el chico mostrara una gran preocupación por la posibilidad de que hubiese contraído alguna enfermedad de transmisión sexual.