Las Provincias

Víctor Sahuquillo y Agustina Brines, gerentes de la firma provincial. :: efe/g. g.
Víctor Sahuquillo y Agustina Brines, gerentes de la firma provincial. :: efe/g. g.

La nueva Imelsa adjudicó el diseño de la marca a una firma creada 15 días antes

  • Socialnova Marketing se constituyó el 23 de febrero y la concesión del contrato, por un total de 12.000 euros, tiene fecha del 8 de marzo

Divalterra, la empresa de la Diputación de Valencia heredera de Imelsa, adjudicó el pasado 8 de marzo el concurso de la nueva marca e imagen corporativa de esta firma, y que se presentó a principios de junio. Así figura en al menos dos registros consecutivos, publicados por la propia empresa en su web de transparencia, sobre la relación de contratos realizados por la misma. La adjudicación se realizó por 12.000 euros con un contrato menor -en el caso de este tipo de firmas lo son todos los que no superan los 50.000 euros-. Y la adjudicataria resultó ser Socialnova Marketing, una firma que, según aparece en los datos del registro, se constituyó el 23 de febrero, apenas 15 días antes de recibir. De hecho, en la fecha de adjudicación del contrato, Socialnova aún no aparecía como inscrita en el Registro Mercantil, circunstancia que no se produjo hasta el 13 de abril.

La adjudicación de este contrato resulta llamativa, precisamente por ese escaso margen de tiempo que transcurre entre la constitución de la firma y la adjudicación. Tratándose de una empresa como la dependiente de la Diputación de Valencia, que maneja un presupuesto cercano a los 28 millones de euros, la apuesta por una firma recién creada y que apenas dispone de visibilidad en las redes sociales no ha pasado inadvertida. Socialnova se constituye con un capital de 3.100 euros, y recibe una adjudicación que casi cuadruplica esa cantidad. Con domicilio en la calle Clariano, como administrador único figura Leopoldo Segarra Sánchez.

Los datos de las adjudicaciones de contratos por parte de Divalterra a esta joven firma valenciana -con poco más de ocho meses de vida en la actualidad- suman una cifra cercana a los 25.000 euros. Aunque el hecho más significativo tiene que ver con el baile de fechas y conceptos que aparece en la información que facilita la propia empresa de la institución provincial. En el que se dio a conocer con la relación de contratos realizados entre enero y julio de este año, Socialnova figura como adjudicataria del contrato con fecha del 8 de marzo, tanto de la adjudicación como de la formalización del contrato -suele ser habitual que la fecha coincida-. Y sin embargo, la fecha de entrada del expediente es del 30 de marzo, una circunstancia que no tendría sentido.

En la relación de contratos comprendidos entre los meses de enero y agosto, en la que no deberían de modificarse más conceptos que los de sumar los realizados en el último mes, la fecha de licitación del contrato de la nueva marca de Divalterra vuelve a ser el 8 de marzo, pero la formalización pasa al 5 de abril. El cambio de fechas vuelve a repetirse en el listado de contratos correspondiente al periodo enero-octubre, en el que ya se especifica que tanto la licitación como la formalización se habrían producido el pasado 4 de julio, una fecha posterior incluso al acto de presentación de la citada marca, que se produjo el 2 de junio.

La explicación para el baile de fechas podría encontrarse en la fecha de inscripción en el Registro Mercantil, toda vez que podría existir dudas respecto a si Divalterra podría haber adjudicado un contrato a una firma antes incluso de que hubiera cumplido con ese trámite.

La relación de contratos publicados por la empresa de la Diputación guarda otra sorpresa relacionada con esta firma. En la relación de contratos correspondientes al periodo comprendido entre enero y agosto, Socialnova aparece como adjudicataria en cinco ocasiones: además del de la nueva marca e imagen corporativa de la firma, la joven empresa logra la adjudicación de un folleto de presentación de la marca Divalterra, por 2.500 euros; la edición de un video corporativo de la misma firma, por 3.500 euros; publicidad en diversos formatos de la empresa provincial, por otros 3.500 euros; y el diseño, programación y ejecución de una campaña de las Brigadas Forestales, por 6.000 euros. Los cinco contratos que reseña la web de Divalterra se reducen sorprendentemente a cuatro apenas dos meses después -aunque en teoría se trata de contratos con número de expediente y adjudicados con normalidad-. El que desaparece es el correspondiente a la edición de un vídeo corporativo de la empresa.

Al frente de Socialnova Marketing figura Leopoldo Segarra Sánchez. Un nombre popular, toda vez que se trata de uno de los finalistas de la quinta edición de Operación Triunfo. El cantante valenciano, que hace unos años anunció su retirada del mundo de la interpretación, aparece en algunas redes sociales como profesor de la Universidad Católica de Valencia, en la especialidad de Multimedia y Artes Digitales. En esas mismas referencias también figuran alusiones a Socialnova y a la Diputación de Valencia, quizá precisamente por las contrataciones mencionadas.