CEOE y otras once entidades se unen en defensa del modelo Alzira y la sanidad privada

El presidente de la patronal española CEOE, Juan Rosell. / EFE/Fernando Alvarado

La patronal lidera un manifiesto que reivindica el papel de los operadores sanitarios y exige que se deje de «criminalizar» al sector

I. H./EFE

valencia/madrid. Una docena de instituciones, encabezadas por la patronal estatal CEOE, firmaron ayer un pacto en defensa de la sanidad privada, en el que reivindican que se deje de «denigrar» y «criminalizar» al sector y se le reconozca como parte «imprescindible e intrínseca» para la sostenibilidad del sistema nacional de salud.

Entidades del ámbito sanitario privado, órganos y asociaciones representativas de médicos, farmacéuticos y pacientes urgen así a poner al paciente en el foco de la toma de decisiones y a estudiar una fiscalidad favorable para los gastos derivados de la asistencia sanitaria. Además, reclaman más profesionales médicos, flexibilizar su compatibilidad, potenciar la interoperabilidad entre centros públicos y privados y defender la formación de los profesionales del sector privado.

«Nada justifica el conflicto respecto al cuestionamiento de la colaboración público-privada en la sanidad porque ya la propia sociedad española en sus decisiones día a día, con más de un 30% de aseguramiento, está indicando cuál es su deseo», reivindica el pacto firmado por la Alianza de la Sanidad Privada Española, Fundación Idis, Ribera Salud, la Organización Médica Colegial o la Alianza General de Pacientes.

Alberto de Rosa, director general de Ribera Salud, reclamó al Consell y al resto de gobiernos autonómicos que adopten las decisiones de forma «responsable y con datos objetivos, sin ideas preconcebidas porque crean inseguridad jurídica».

El representante del Modelo Alzira, gestor de cuatro hospitales de la Comunitat, criticó que el Consell no tiene en cuenta el informe en el que el Síndic de Copmtes señala que el coste de las concesiones que pretende resolver es un 25% menor que el de los hospitales de gestión directa, con listas de espera inferiores y mayor satisfacción ciudadana.

Para la secretaria general de CEOE, Ana Plaza, la sanidad privada aporta un «valor crucial» y no debe ser criticada «de forma gratuita», mientras que Cristina Contel, presidenta de la Alianza de la Sanidad Privada, criticó a quienes «socavan» la colaboración público-privada, pese a haber demostrado su eficiencia.

Su secretario general, Carlos Rus, pidió «no demonizar» al sector y dar concesiones con criterios objetivos, «alejados de formulaciones ideológicas». Según dijo, España «no va a tener un sistema solvente y sostenible si no cuenta con los recursos y capacidad de gestión de la sanidad privada», que supone el 3,5% del PIB español. Con 452 hospitales y 50.000 camas, realiza el 56% de resonancias, el 29% de las cirugías y el 23% de las urgencias, además de dar empleo a 252.000 personas y atender a diez millones de pacientes.

Fotos

Vídeos