Los valencianos sufren una espera de tres meses y medio para operarse

Los valencianos sufren una espera de tres meses y medio para operarse

El retraso medio se reduce doce días en un año, pero aumenta en especialidades como ginecología, cirugía torácica o traumatología

VALENCIA.

El tiempo de espera media para procedimientos quirúrgicos no urgentes con cirugía programada es de 103 días en la Comunitat. Es decir, los valencianos sufren esperas, de media, cercanas a los tres meses y medio para poder pasar por el quirófano, según los datos a fecha 31 de diciembre de 2017 que ayer hizo públicos la Conselleria de Sanidad.

En comparación al año anterior, las cifras globales mejoran ya que el retraso medio se reduce en 12 días. Sin embargo, la demora se ha incrementado en especialidades como ginecología, traumatología, cirugía torácica o dermatología. También ha aumentado ligeramente la espera para corregir patologías como las varices, realizar colecistectomías (extirpación de la vesícula biliar) o intervenciones por un quiste pilonidal (en el pliegue entre los glúteos) o del túnel carpiano (ubicado en la base de la mano). Las operaciones de las citadas especialidades y patologías sufren incrementos en las esperas de entre uno y ocho días.

Por otra parte, y aunque ha disminuido el número total de pacientes que están en lista de espera (pasando de los 65.136 de diciembre de 2016 a los 61.800 del mismo mes del año pasado), se incrementa la cantidad de usuarios que tienen que esperar entre tres y seis meses. El número de pacientes que esperan menos de tres meses o más de seis para una intervención quirúrgica también ha descendido.

Sanidad relaciona esta mejoría con el plan de choque que amplió los horarios de los quirófanos Ribera Salud destaca que son los tiempos de espera de las concesiones los que bajan la media en la región

Desde Sanidad destacaron que, de media, las esperas se han reducido también en comparación con diciembre de 2015 (17 días) y con el anterior corte publicado (septiembre de 2017), con 20 días menos. Fuentes del departamento que dirige Carmen Montón relacionaron esta ligera mejora global con la puesta en marcha del programa de incremento de actividad quirúrgica que comenzó en septiembre del año pasado, y que comporta aumentar las intervenciones fuera del horario ordinario (autoconcierto) y los días de intervención, incluyendo también los sábados De este modo, el pasado año se destinaron para el último trimestre 1,5 millones de euros a 103 nuevos contratos, que incluyen especialistas en cirugía, anestesistas, enfermeras de quirófano, celadores o técnicos de cuidados auxiliares de enfermería, lo que ha permitido configurar 21 equipos quirúrgicos nuevos para reducir los tiempos de demora. Esta medida, que se mantendrá a lo largo de este año, «favorece el aprovechamiento de recursos y la utilización más eficiente de quirófanos», resaltaron.

Sin embargo, para el grupo Ribera Salud, que gestiona los hospitales de Alzira, Torrevieja y Vinalopó, la mejora de los datos se debe a la labor de estos centros sanitarios. Así, concretaron que el tiempo de espera medio para procedimientos quirúrgicos no urgentes con cirugía programada en los tres hospitales del grupo es de 46 días, 57 días menos que en el resto de hospitales públicos de la Comunitat.

«Los pacientes pertenecientes a los hospitales modelo concesional han esperado durante 2017 una media de dos meses menos que si hubieran sido operados en cualquier otro hospital público», resumieron. Así, concretaron que «son precisamente los tiempos de espera de las concesiones los que bajan la media de la Comunitat, ya que la conselleria incluye los datos de las concesiones en su cálculo global. Sin los datos de las concesiones sanitarias, la demora media de la conselleria sería de más de 125 días».

En el Hospital Universitario de la Ribera, la espera media quirúrgica se sitúa en 60 días, mientras que en el de Torrevieja asciende a 37 días y en el del Vinalopó a 42 días.

Por último, desde la Conselleria de Sanidad quisieron también recordar que, desde enero de 2017, el departamento puso a disposición de los ciudadanos en su página web el Registro Individualizado de la Lista de Espera Quirúrgica y, hasta la fecha, 73.608 personas han accedido a este servicio, lo que representa una media de 205 consultas diarias. De este modo, «los pacientes pendientes de una intervención quirúrgica pueden acceder a través de internet a los datos de su lista de espera quirúrgica registrados en los sistemas de información de los hospitales de la red pública». «El Registro Individualizado de Lista de Espera Quirúrgica permite consultar la situación personal del paciente en la lista de espera quirúrgica, así como una estimación aproximada de los días de espera hasta su intervención», concluyeron.

Más

Fotos

Vídeos