Las Provincias

Los desahucios aumentan en la Comunitat y alcanzan la cifra más alta en dos años

Protesta de la plataforma Stop Desahucios en Alicante, en una imagen de archivo. :: álex domínguez
Protesta de la plataforma Stop Desahucios en Alicante, en una imagen de archivo. :: álex domínguez
  • La cantidad de valencianos despojados de su vivienda crece un 8,2% en el segundo trimestre pese a las promesas del Consell

Cerca de 3.000 valencianos fueron despojados de su vivienda durante el segundo trimestre del año, principalmente por no hacer frente al pago de la hipoteca o al alquiler, cifra que confirma la tendencia al alza de los desahucios que tienen lugar en la Comunitat pese al compromiso del actual Gobierno autonómico de tratar de frenarlos. En concreto, el número de lanzamientos practicados entre abril y junio en la región experimentó un aumento del 8,2% respecto al mismo periodo del año anterior, según los datos del informe Efectos de la crisis económica en los órganos judiciales publicado ayer por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Así, durante el segundo trimestre de 2016 se practicaron 2.901 lanzamientos, término judicial que implica un cambio en la posesión de un inmueble, normalmente derivado de ejecuciones hipotecarias, alquileres impagados y, en menor medida, laudos arbitrales o procesos de familia. En el mismo periodo del año pasado se practicaron 2.681 lanzamientos. De hecho, el segundo trimestre del año (último dato disponible) supone la cantidad de desahucios más elevada de los últimos dos años. En los mismos tres meses de 2014 se alcanzó, curiosamente, la misma cantidad y sólo en el primer trimestre de 2013, en plena crisis, se superó esta cantidad, con 2.990 lanzamientos.

Según el informe del CGPJ, algo más de la mitad de los procesos (en concreto, 1.589) se derivaron de una ejecución hipotecaria mientras que la mayor parte de los restantes (1.239) fueron consecuencia de procedimientos enmarcados en Ley de Arrendamientos Urbanos (impagos del alquiler). Los restantes 73 obedecieron a otras causas, como los citados laudos o por cuestiones familiares.

Estos datos, apuntaron desde el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat, sitúan la región en la tercera posición de la lista de autonomías en las que se practicaron un mayor número de lanzamientos, sólo por detrás de Cataluña y Andalucía. Atendiendo solo a los lanzamientos por ejecuciones hipotecarias, la valenciana ocupa la segunda posición.

Rescate de personas

Este incremento en el número de desahucios contrasta con las promesas del nuevo Gobierno de la Generalitat, especialmente de Compromís y de sus socios de Podemos, de tratar de frenar estos procesos. De hecho, en el denominado como Acuerdo del Botànic, documento en el que basa sus líneas maestras el Consell, el primer punto y más importante es el «rescate de personas» con el compromiso de «tomar los acuerdos necesarios para evitar que se desahucien personas sin alternativa de vivienda».

Además, en el pacto que la formación nacionalista pretendía alcanzar con el PSOE para evitar la segunda convocatoria de elecciones generales, bautizado como Acuerdo del Prado, también insistía en adoptar medidas contra los desahucios e incluía las cinco exigencias de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, como la dación en pago retroactiva, un alquiler accesible, paralizar los desahucios, viviendas sociales y suministros (agua, electricidad, gas) garantizados.

La portavoz de Vivienda del grupo parlamentario popular en Les Corts, Elisa Díaz, llegó a afirmar que si su formación «pidiera la comparecencia de la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, por cada desahucio que se está ejecutando en esta legislatura, no saldría de Les Corts».