Las Provincias

Una paciente sale del centro de salud de San Isidro. :: irene marsilla
Una paciente sale del centro de salud de San Isidro. :: irene marsilla

Los centros de salud mantendrán todavía el horario de verano hasta mitad de septiembre

  • Los ambulatorios continúan con la jornada reducida pese al fin del periodo vacacional y la vuelta al colegio de los estudiantes

Hasta dentro de unos diez días (una semana en el mejor de los casos), el 80% de los centros de salud de la Comunitat mantendrán el actual horario de verano, por lo que seguirá siendo muy difícil solicitar cita previa para el médico de cabecera por internet o teléfono y la alternativa continuará pasando por acercarse al ambulatorio y esperar a ser atendido. Además, los centros sanitarios de atención Primaria seguirán cerrados por la tarde. En el 20% de ambulatorios restantes, el regreso al horario habitual todavía se retrasará más, probablemente hasta finales de mes. En el caso de los hospitales ocurre lo mismo y, como pronto hasta octubre, no reabrirán todas las camas disponibles, por lo que seguirán funcionando a medio gas todo el mes.

Sin embargo, la gran mayoría de los valencianos se ha reincorporado ya a su día a día tras el periodo estival (buena parte desde primeros de mes) y los niños y jóvenes también han empezado ya las clases, con excepción de los universitarios de las facultades públicas, que comienzan el lunes. Por ello, «no se entiende» que desde el 1 de septiembre la sanidad pública no esté funcionando al cien por cien, como lamentó ayer el secretario de la Unión de Consumidores de la Comunitat (UCE-CV), Vicente Inglada. «Los pacientes no entiendes de vacaciones y cuando hablamos de un servicio público de calidad, mantener las camas cerradas o el horario de verano no tiene ningún sentido», añadió este portavoz. Inglada se mostró respetuoso con las merecidas vacaciones de los profesionales sanitarios y comprensivo con la necesidad de acometer obras de mantenimiento en los hospitales, pero cree que, «al igual que casi todo el mundo se ha incorporado ya a su trabajo diario, los servicios públicos tienen que responder igual, y si es necesario se deben reforzar las plantillas para que los ciudadanos no sufran desatención».

Además, los picos de calor que se están registrando en estos primeros días de septiembre «suponen una razón más, ya que pueden agravar algunas dolencias», indicó.

Por su parte, el presidente de la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (Avacu), Fernando Móner, advirtió que la planificación sanitaria «no debe obedecer a criterios políticos» sino a «las necesidades que detecten los profesionales», por lo que «lo deseable es que los servicios básicos vuelvan a la misma actividad» en el momento en que ésta retorna a la normalidad. Móner reconoció que los recursos actuales «son limitados», pero quiso a hacer un llamamiento a todos los pacientes para que, si sufren algún tipo de problema, reclamen. «No como un ataque a la conselleria, sino para detectar puntos en los que pueda existir un déficit», aclaró. Además, reclamó una mayor eficiencia a los servicios sanitarios.

Por su parte, tanto fuentes del Sindicato Médico CESM-CV como del CSI-F indicaron que la mayoría de los centros de salud valencianos volverán a su horario habitual el próximo 19 de septiembre. En el caso del hospital Doctor Peset, por ejemplo, en la planta de Oncología se están haciendo obras, por lo que no hay previsión de que todas las camas estén disponibles hasta el 30 de septiembre. «Y si la demanda de ingresos no es alta, puede prolongarse todavía más», indicaron desde el CESM-CV. En el hospital Clínico, según el CSI-F, el plan de vacaciones y cierre de camas también se extiende hasta el 31 de septiembre.

Mayor inversión

Desde la Conselleria de Sanidad indicaron, asimismo, que la vuelta al horario ordinario de los centros de salud tiene lugar a lo largo del mes de septiembre. «La fecha concreta por cada centro es distinta, en función de las necesidades asistenciales detectada por los responsables de los departamentos, pero a pesar de esta flexibilidad para adaptarse a las necesidades, a mitad de mes de septiembre ya habrán recuperado el horario ordinario el 80% de los centros de la Comunitat», apuntaron. En esta línea, recordaron también que la conselleria ha destinado este verano 52,4 millones de euros para atender las sustituciones de vacaciones del personal sanitario y los profesionales de refuerzo desplegados en las zonas de mayor afluencia turística, lo que supone un incremento del 7,1% y 3,5 millones más de euros que los presupuestados en 2015.

Respecto a las camas hospitalarias, añadieron, en los meses de julio, agosto y septiembre se aprovecha la caída de actividad para realizar obras y tareas de mantenimiento, por lo que es habitual cerrar camas. Es una operación calculada y flexible para adaptarse a las necesidades asistenciales. No se cierra el mismo número de camas cada uno de estos meses. Así, en septiembre permanecen sin funcionar menos camas que en agosto. Y, además, este año se han cerrado menos camas que el año anterior. En septiembre, por ejemplo, hay 187 camas más operativas que el mismo mes del año pasado.