https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Jorge Mendes mueve 300 millones en el Valencia

Mendes y Lim, juntos en Singapur. /AFP PHOTO/ROSLAN RAHMAN
Mendes y Lim, juntos en Singapur. / AFP PHOTO/ROSLAN RAHMAN

El agente luso, clave en las ventas y compras del club de Peter Lim, compensa fichajes ruinosos con traspasos millonarios como los de Otamendi, Cancelo y André Gomes

Héctor Esteban
HÉCTOR ESTEBANValencia

El fútbol mundial gira sobre un eje llamado Jorge Mendes. Agente, intermediario, conseguidor y millonario. Todo en el mismo paquete. Hace un par de décadas, el luso apareció por la ciudad deportiva de Paterna con un tal Costinha, un jugador de Tercera al que intentó colocar en el Valencia. Era la época en la que Paco Roig trataba de hacer un equipo campeón. Mendes aterrizó con su patrocinado con el dinero justo para sobrevivir unos días alojado en el hotel más cercano a la ciudad deportiva. Costinha no se quedó porque Mendes se negó a que el Valencia lo cediera y la habilidad del agente abrió la puerta del Mónaco a su cliente. Después, el centrocampista tuvo una meritoria carrera en equipos de primer nivel como el Porto, el Dinamo de Moscú y el Atlético de Madrid, equipo en el que García Pitarch se convirtió en su socio colaborador. En el fútbol de hoy en día casi todo se mece con la mano de Mendes.

Los cromos de MENDES

294,4 millones en operaciones
Es el volumen total que Gestifute, de manera directa o indirecta, ha manejado en el club de Mestalla desde que llegó Lim.
165,9 millones en fichajes
Rodrigo, Cancelo, Enzo, Garay y André son nombres propios de la cartera Mendes.
128,5 millones en traspasos
De algunos jugadores como Cancelo y André se han obtenido grandes beneficios.

El luso, desde aquella primera visita a Paterna, siempre tuvo sus idas y venidas a Valencia. Sabe moverse a la perfección, busca los favores mediáticos con filtraciones a determinada prensa y su cuenta corriente engorda adecuadamente. Desde que la figura de Peter Lim apareció vinculada al club de Mestalla, su amigo Jorge Mendes ha movido casi 300 millones de euros en un continuo baile de entradas y salidas de jugadores. Si de esas operaciones se llevara un 10% de comisión, el ingreso para Gestifute, su empresa de representación, rondaría los 30 millones de euros. El Valencia ha ganado dinero con Mendes pero también se ha hecho cargo de fichajes ruinosos.

El expresidente del Valencia Amadeo Salvo se quedó prendado del agente portugués cuando lo visitó por primera vez junto al entonces director deportivo del club, Braulio Vázquez. A Salvo le sorprendió su capacidad para engullir embutido y la visión que tenía para saber a qué jugadores se le podía obtener una rentabilidad futura. El empresario valenciano fue uno de los invitados a la presentación del libro 'La clave Mendes', la biografía autorizada que relata el ascenso del luso a mejor agente del mundo. En su encuentro, lo que no supo ver Salvo es que Mendes no quiere barreras en su camino. Colocó a Nuno en el Valencia, filtró su llegada a la empresa de Salvo para que una fotografía inmortalizara la realidad de quién era el que mandaba en el proyecto de Lim y un año después creó la tormenta perfecta para acabar con el presidente ejecutivo y Rufete.

Otamendi, en su presentación con el Valencia.
Otamendi, en su presentación con el Valencia. / EFE

La primera gran operación de Mendes con el Valencia de Lim –ya estaba en el ambiente– fue Nicolás Otamendi. El Valencia pagó 12 millones por el defensa al Porto en enero de 2104 y el agente tuvo que echar una mano para disfrazar la chapuza del club, que había fichado a más extranjeros que los permitidos, y lo cedió al Atlético Mineiro. Mendes siempre estaba para ayudar. Al inicio de la temporada 15/16, cuando el argentino era un ídolo de masas y el club enfilaba la preparación para la Champions, el Valencia lo traspasó al Manchester City por más de 44 millones de euros. Por el argentino llegaron dos ruinas como Abdennour y Santos. Entre los dos sumaron una compra de más de 30 millones.

Otra de las operaciones ruinosas, tanto por las prestaciones deportivas como por el comportamiento del jugador, fue la de Enzo Pérez. El Valencia pagó 25 millones al Benfica por un jugador problemático y poco sacrificado con el colectivo. La temporada pasada, de las cosas más claras que tenía Marcelino era que la salida del centrocampista era obligada para desintoxicar el vestuario. Enzo se fue a River a cambio de limosna.

Cuando Lim compró el Valencia colocó en el equipo a tres futbolistas de su cartera y la de Mendes: André Gomes, Cancelo y Rodrigo. Los dos primeros fueron adquiridos por 15 millones cada uno y el último costó 30. El negocio para todos ha sido provechoso. Gomes salió rumbó al Barcelona por 37 millones de euros y Cancelo ha sido comprado por la Juventus hace unos días por 40,4 millones. Esa operación abrió también la puerta a la llegada de Cristiano Ronaldo al club italiano. Mendes multiplica el valor de sus representados y todo forma parte de un intercambio de cromos para dejar a todas las partes contentas.

La clave del agente es que maniobra para que ninguno de sus clientes se quede a disgusto. Un cambio de piezas constante. Quita pero al mismo tiempo da. El que pierde sabe que tarde o temprano será recompensado.

Cancelo.
Cancelo. / EFE

Se fueron Otamendi y André Gomes por mucho dinero pero Mendes siempre atendió la llamada. La imagen junto a García Pitarch en el coche, con el luso al volante y el entonces director deportivo en el asiento de al lado, reflejó una vez más quién era el que pilotaba el proyecto. Horas después llegaron Garay (previo pago de 24 millones) y Mangala, este de prestado. Mendes resolvió las urgencias del Valencia.

De la misma manera que la temporada pasada allanó la llegada de Guedes al Valencia desde el PSG y la de Pereira desde Manchester. El primero sin pagar ni un euro y el segundo con una cesión de tres millones. Ahora el club de Mestalla espera que el amigo íntimo de Peter Lim sea la clave para la vuelta del portugués en el caso de que haya una posibilidad de una nueva cesión.

Filipe Augusto y Danilo Barbosa fueron casi imposiciones del agente mientras que ha hecho favores menores como sacar a Rafa Mir rumbo a Inglaterra a cambio de un buen pellizco. En las últimas temporadas, el Valencia no ha sido ajeno al universo Gestifute.

Temporada 2014-15

COMPRAS: 37 millones

Nicolás Otamendi (Origen: Porto): 12 millones de euros.

Enzo Pérez (Benfica): 25 millones.

Temporada 2015-16

COMPRAS: 101,9 millones

Rodrigo Moreno (Benfica): 30 millones

Aymen Abdennour (Mónaco): 22 millones

Joao Cancelo (Benfica): 15 millones

André Gomes (Benfica): 15 millones

Santi Mina (Celta): 10 millones

Aderlan Santos (Braga): 9,5 millones

Danilo Barbosa (Braga): 0,4 millones

Rodrigo Moreno.
Rodrigo Moreno. / AFP

Temporada 2016-17

COMPRAS: 24 millones

Ezequiel Garay (Zenit): 24 millones

VENTAS: 81,6 millones

Nicolás Otamendi (Destino: Manchester City): 44,6 millones

André Gomes (F. C. Barcelona): 37 millones

Temporada 2017-18

COMPRAS: 3 millones

Andreas Pereira (Manchester United): 3 millones

VENTAS: 5,3 millones

Enzo Pérez (River Plate): 2,5 millones

Rafa Mir (Wolverhampton): 2 millones

Aderlan Santos (Sao Paulo): 0,8 millones

Temporada 2018-19

VENTAS: 41,6 millones

Joao Cancelo (Juventus): 40,4 millones

Zakaria Bakkali (Anderlecht): 1,2 millones

Fotos

Vídeos