https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Maxi Gómez ya es del Valencia CF

Maxi Gómez en el aeropuerto de Valencia. /jesús signes
Maxi Gómez en el aeropuerto de Valencia. / jesús signes

El club anuncia el fichaje del uruguayo minutos después de anunciar la marcha de Santi Mina

Lourdes Martí
LOURDES MARTÍ

A los amantes de los culebrones veraniegos se les termina uno de los más entretenidos del presente mercado de fichajes. Maxi Gómez ya es, oficialmente, futbolista del Valencia CF. Esta mañana el club ha resuelto los flecos del contrato de cesión de Jorge Sáenz al Celta que ha desbloqueado el anuncio de la incorporación al club de Mestalla del ariete uruguayo y las salidas de Santi Mina (traspasado) y el central tinerfeño hacia Balaídos.

El delantero sudamericano de 22 años firma un contrato de cinco temporadas con la entidad blanquinegra. A cambio, el Valencia ha desembolsado 14,5 millones de euros y ha incorporado a Mina y Sáenz en la operación.

El fichaje de Maxi Gómez no ha sido para nada un camino de rosas. De hecho, hace una semana, cuando parecía que iba a poner rumbo Valencia, el West Ham intentó convencer al delantero y al Celta tirando de cartera. El club inglés estaba dispuesto a pagar los 50 millones de cláusula del jugador. De hecho enviaron a Vigo a emisarios para persuadir a los dirigentes gallegos. Sin embargo, en las oficinas del Valencia contaban con la baza de Santi Mina (que interesaba al Celta) y un prometedor Jorge Sáenz. Para el jugador, nada más motivante que la siempre seductora Champions. Una vez rechazada la suculenta oferta del conjunto británico (aunque no se podía descartar nada hasta última hora), Maxi Gómez interrumpió a principios de semana sus vacaciones en Uruguay para acudir a Valencia.

El jueves, nada más aterrizar en Manises afirmó sentirse «muy contento» de vincularse con el actual campeón de Copa. Del aeropuerto se marchó a la clínica donde le realizaron un exhaustivo reconocimiento médico y posteriormente estampó su firma con el club de Mestalla. Mientras, Santi Mina, acudía a Paterna para recoger sus pertenencias y despedirse de los que habían sido sus compañeros durante los últimos cuatro años. Todo estaba a punto de hacerse oficial sin embargo, en el contrato de otro de los implicados en la operación, Jorge Sáenz, todavía faltaban unos flecos por cerrarse. Las negociaciones se prolongaron hasta hoy cuando, finalmente se han podido anunciar casi de forma paralela el regreso de Mina a la que fue su casa y la llegada de Maxi Gómez al Valencia.