https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

¿Por qué tarda en hacerse oficial el fichaje de Maxi Gómez por parte del Valencia?

Maxi Gómez, tras pasar el reconocimiento físico con el Valencia CF./JESÚS SIGNES
Maxi Gómez, tras pasar el reconocimiento físico con el Valencia CF. / JESÚS SIGNES

El Valencia CF continúa sin anunciar a Maxi Gómez dos días después de su llegada | El Celta quiere presentar hoy a Santi Mina mientras que Jorge Sáenz, que irá cedido dos años, ya no se entrenó ayer a las órdenes de Marcelino

Juan Carlos Valldecabres
JUAN CARLOS VALLDECABRESValencia

Maximiliano Gómez González, sin meter un solo gol y sin tan siquiera haber pegado una sola patada al balón con la camiseta del Valencia CF, va camino de convertirse en el delantero centro blanquinegro que más páginas de periódico ha sido capaz de llenar. Pasadas las 21 horas de este viernes, Maxi todavía pertenece a la disciplina del Celta; Santi Mina cuenta en Vigo las horas para ser presentado oficialmente este sábado tarde como jugador del equipo que prepara Fran Escribá, mientras que Jorge Sáenz aún tiene oficialmente percha en el vestuario de Paterna, aunque ya hoy no se ejercitó con los que han sido durante pocos días sus compañeros.

El único motivo para que no saltaran las alarmas en el Valencia es que se sigue dando prácticamente por cerrado el acuerdo con el futbolista uruguayo y sus agentes, así como con el Celta. Pero por mucho que se delice desde la entidad de Mestalla que no había argumento alguno para preocuparse, lo cierto es que el anuncio y la fotografía de Maxi con la camiseta blanquinegra se hace de rogar. Y es que, todo apunta a que Jorge Sáenz es el que más trabas está poniendo en esta complicada operación con tantos futbolistas, clubes, agentes -y comisiones- en juego. Parecía que iba a resultar más sencillo que el joven central aceptase las condiciones previstas para recalar en el Celta cedido las dos próximas temporadas. El Celta, dicho sea de paso, ha presentado este viernes a otro central: el ghanés Aidoo.

Maxi aterrizó en Manises el jueves por la mañana en medio de una cierta expectación mediática. Pasó la revisión esa misma mañana y se creía que por la tarde podía dejarse caer por las oficinas para firmar el contrato y acabar con este culebrón. No fue así. Pero tampoco ha ocurrido el viernes, pese a que el Valencia lo tenía ya todo preparado para que incluso después del anuncio oficial de la contratación se pudiera producir casi de inmediato la rueda de prensa del futbolista.

Le toca esperar en el hotel a Maxi, con el deseo de que no se repita una situación que en ocasiones han tenido que vivir otros jugadores. Así, por ejemplo, eso lo experimentó Joao Cancelo, cuando vino por primera vez a Valencia, ya que estuvo varios días recluido en el hotel pendiente de una llamada de teléfono. La versión del Valencia era que si no se podía presentar al delantero este viernes, el acto se produjera este sábado. Más años atrás, el extremo Simao Sabrosa, su suegro, el presidente de Benfica, Jorge Mendes y sus colaboradores, llegaron a presentarse en Valencia para firmar (el club le llegó a ofrecer seis años) pero en la negociación final con Carboni, todo se fue al traste (el traspaso se elevaba a 15 millones) y tuvieron que volver con su avión a Portugal.

Precisamente para este sábado también está previsto que en Génova aparezca Jeison Murillo, con el fin de pasar la revisión y firmar su acuerdo con la Sampdoria: cesión con opción de compra obligada, más un jugoso premio para el jugador en variables.