https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg
Fútbol | Valencia CF

Las claves del caso Rodrigo

Rodrigo celebra su gol ante el Bayer 04 Leverkusen. / EFE/Biel Aliño
Rodrigo celebra su gol ante el Bayer 04 Leverkusen. / EFE/Biel Aliño

El Valencia se enfrenta a un cierre de mercado en el que deberá elegir entre el dinero o la solidez del proyecto | Marcelino, que está contento con los refuerzos que han llegado, quiere al delantero pero es comprensivo con la postura del jugador y del club

Héctor Esteban
HÉCTOR ESTEBANValencia

El gran enigma para el Valencia CF de aquí a que se cierre el mercado de fichajes el 31 de agosto tiene un nombre: Rodrigo Moreno. El delantero, uno de los jugadores franquicia del equipo de Marcelino, podría estar fuera de la plantilla del centenario en los próximos días. Una situación que en ningún caso es nueva para el Valencia y en la que el club ha trabajado en las últimas semanas porque el escenario era previsible. Todas las partes asumen en privado cuál es el panorama con las cartas sobre la mesa, y si se dan las condiciones negociadas el ariete pondrá rumbo a otro club antes de que termine este mes. El Real Madrid, con Julen Lopetegui en el banquillo, es el club más interesado en hacerse con el jugador. El Valencia sabe que será muy difícil mantener a un futbolista que tiene el entusiasmo retenido en las últimas fechas. El nombre de Rodrigo estará en los próximos días en muchas quinielas de traspasos.

Clave económica: El equilibrio de la venta está entre 60 y 80 millones

La cláusula de Rodrigo Moreno es de 120 millones y el jugador tiene contrato hasta junio de 2022. El discurso oficial del director general, Mateo Alemany, es que el equipo que quiera al delantero tendrá que hacer frente a esa cantidad. Un mensaje más vistoso que real. El Valencia, ahora mismo, es un club vendedor y sabe que no puede rechazar una oferta importante por el futbolista. Una venta de ese nivel solucionaría muchos agujeros económicos y daría margen para traer a otro jugador en propiedad, como es el caso de Guedes... si es que interesa de verdad.

Al club, en privado, se le pusieron dos cifras encima de la mesa como horquilla para calibrar por cuánto estaría dispuesto a vender a Rodrigo. Por 80 millones, traspasaría al mundialista. Por 60, la entidad de Mestalla asegura que no, aunque es una puerta abierta para dejarlo aproximadamente en 70 millones. Las variables son la nueva estrategia del fútbol moderno. El Valencia cerró la temporada pasada con un déficit superior al previsto, incluso con la venta de Cancelo al Juventus, por lo que la entrada de una importante cantidad de dinero permitiría mirar al futuro de otra manera.

Una oferta de 70 millones más variables puede colmar las expectativas de venta del Valencia

El jugador: El delantero cree que puede firmar el contrato de su vida

Rodrigo es un futbolista que lo ha dado todo por el Valencia en las tres temporadas que ha estado en Mestalla. Con mejor o peor suerte, siempre ha sido un fijo para todos los entrenadores. Rodrigo nunca ha sido carne de banquillo. El delantero defiende que siempre ha sido profesional, que su comportamiento ha sido intachable y que tiene derecho a mejorar si llega una oferta de un nivel superior. Además, se encuentra en la edad -27 años- en la que se rubrican los grandes contratos y que garantizan una recta final de carrera plácida y desahogada. El Valencia, por la política de club que maneja, no está en disposición de subir las fichas a niveles de otros clubes de Champions. En esos equipos Rodrigo podría percibir entre 4 y 5 millones netos por temporada, una cifra inalcanzable para el Valencia, que no quiere romper al grupo en función de los sueldos. En el club de Mestalla sólo cobran esas cantidades aquellos futbolistas que llegan cedidos, como es el caso de Batshuayi.

El entrenador: Marcelino es comprensivo con el deseo del jugador

El asturiano antes de entrenador fue futbolista y sabe cuáles son las claves del fútbol. Antes de la estadía en Suiza apuntó que si llegaba una oferta estratosférica era normal que el jugador se fuera. «Hay que ser comprensivo con la situación del club, con una oferta que digamos que pueda ser astronómica. Y luego con la persona, con el profesional que tiene derecho a crecer y a consumarse como futbolista. Una oferta que reúna las condiciones deportivas y económicas que supongan un plus. Un tren que, dadas las circunstancias, no pase otra vez», señaló el técnico del Valencia en una entrevista a LAS PROVINCIAS. Desde el pasado 20 de julio en el Valencia se trabaja y se asume que Rodrigo puede no ser jugador de la plantilla esta temporada. La oferta que se espera es de un club del nivel de grupo I del bombo de la Champions.

Batshuayi y Gameiro hacen que una posible salida del delantero sea menos dolorosa

Soluciones: El Valencia ha trabajado en incorporar los recambios

En la misma entrevista, el técnico del Valencia reconocía que no tenía (y sigue sin contar) con un jugador de las características de Rodrigo en la plantilla. Pero al mismo tiempo apuntaba que su preocupación estaba en hallar la solución en el caso de que el delantero saliera a otro equipo. El club, con el internacional a día de hoy en la plantilla, ha encontrado recambios de garantía. El primero, en forma de cesión, en el mundialista belga Batshuayi. Y horas después, en el francés Kevin Gameiro. Dos delanteros de un nivel elevado y que sirven para disipar posibles dudas sobre el nuevo proyecto. Tanto Batshuayi como Gameiro proceden de equipos que han participado en la última Champions.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos