https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

La plantilla del Valencia CF redobla su presión y quiere hablar con Peter Lim

Dani Parejo realiza un ejercicio durante un entrenamiento de esta semana./J. Monzó
Dani Parejo realiza un ejercicio durante un entrenamiento de esta semana. / J. Monzó

El vestuario pretende evitar intermediarios para que el mensaje que desea enviar al máximo accionista del club no se vea alterado

Lourdes Martí
LOURDES MARTÍ

Los capitanes del Valencia quieren dejar clara su postura a Peter Lim. Sin intermediarios. La plantilla blanquinegra pretende expresar al máximo accionista del club de Mestalla su total respaldo a la gestión de Mateo Alemany y advertirle de que cambiar una estructura -que a ojos de ellos funciona- a menos de un mes de que arranque la temporada no es aconsejable. De hecho no le encuentran ninguna razón lógica a la situación.

Desde que estalló la crisis que dinamitó la tranquilidad en el club, Anil Murthy ha sido el interlocutor entre Valencia y Singapur. El presidente de la entidad de Mestalla se ha encargado de transmitir los mensajes de la propiedad hacia Alemany, Marcelino y la propia plantilla y viceversa. Pero para evitar malentendidos como ocurren en el juego ese del 'teléfono loco' en el que siempre se pierde algo de información o no llega toda, el vestuario quiere hablar directamente con Peter Lim. Incluso se ha llegado a plantear que los capitanes viajasen a Singapur como sí ha hecho el director general.

Dani Parejo, José Luis Gayà, Rodrigo Moreno, Jaume Doménech y Geoffrey Kondogbia asumen que la capitanía no se limita a portar el brazalete durante los 90 minutos de partido. Son los portavoces de una plantilla que ha decidido posicionarse públicamente del lado de Alemany y el cuerpo técnico encabezado por Marcelino. Un gesto poco habitual donde, al menos de puertas hacia fuera, los futbolistas suelen decir aquello de que están centrados sólo «en lo que ocurre dentro del terreno de juego» aunque las decisiones de arriba afecte a lo que ocurre en el césped. Como casi siempre, no le tembló el pulso a Dani Parejo el mismo domingo por la noche cuando estalló la noticia. Con 30 años y tras ocho temporadas en el Valencia, el futbolista que levantó el trofeo de campeón de Copa hace apenas dos meses no quiere ni imaginarse un regreso al pasado. Encontró en Marcelino (como ya le había ocurrido con Valverde) el técnico que sacó su mejor versión. Por eso su abrazo en enero después de anotar ante el Valladolid cuando el asturiano estaba en la cuerda floja. Y también por este motivo, el agradecimiento público a Alemany tras la conquista de la Copa por haber confiado en el cuerpo técnico cuando Lim lo quería lejos. Tras estos dos gestos, entre otros muchos, era casi impensable que en un momento así, Parejo no diera un paso al frente. Y lo bueno para su causa es que no está solo.

Parejo, Gayà, Jaume, Rodrigo y Kondogbia incluso se plantean viajar a Singapur

Le acompaña José Luis Gayà. A sus 24 años, el de Pedreguer crece deportivamente del mismo modo que gana galones dentro del vestuario. Por su carácter y su discurso. Otro de los que estaría dispuesto a irse a más de 11.000 kilómetros por mantener el proyecto encabezado por Alemany es Rodrigo Moreno. El delantero del Valencia, que al igual que Parejo ha tenido sus más y sus menos con la grada a causa de malos resultados deportivos saboreó la gloria al fin el pasado 25 de mayo. El ariete hispano brasileño ya mostró en redes sociales una foto en la que lanzaba el mensaje de que el vestuario era una «familia». Poco le importó a Rodrigo el hecho de que fuese la empresa de Lim, Meriton Capital Limited, la que comprara sus derechos al Benfica en el año 2014 para, finalmente recalar en el club de Mestalla. El cuarto capitán, Jaume Doménech, también tiene mucho que agradecer a un técnico que le confió la Copa. El guardameta le respondió durante la competición y ahora lo hace lejos de los tres palos. El último altavoz de la plantilla es Kondogbia. Él es uno de esos futbolistas que recalaron en el Valencia en 2017 en un proyecto sin Champions pero encabezado por Marcelino. «Estoy aquí por él, por sus palabras sinceras», dijo en su presentación el internacional. Ahora también alza la voz por él después de que el vestuario haya estallado.

Más sobre la crisis institucional del Valencia CF