El vestuario del Valencia CF, molesto con Meriton por el caso Alemany

Dani Parejo, durante el partido del domingo en Lisboa frente al Sporting. / vcf/ lázaro de la peña
Dani Parejo, durante el partido del domingo en Lisboa frente al Sporting. / vcf/ lázaro de la peña

El grupo siempre ha estado de lado de la dupla formada por el mallorquín y Marcelino y no entiende la intromisión deportiva

JUAN CARLOS VILLENAVALENCIA.

El vestuario del Valencia CF siempre se ha sentido cómodo con un modelo de club más organizado donde Mateo Alemany y Marcelino García Toral han dirigido el timón deportivo de la entidad. Por pura coherencia en el día a día, puesto que la figura de Peter Lim siempre se ha visto muy lejana. Los jugadores, como empleados, respetan al máximo accionista pero la distancia, no sólo física sino de gestos, ha derivado en una concepción de Meriton como la marca dueña de una empresa deportiva que ha confiado la gestión del apartado fútbol a profesionales de la materia. Hasta que ha llegado la crisis motivada por la decisión de Peter Lim de volver a controlar los movimientos del mercado, algo que sucedió en 2015 provocando la salida de Salvo y Rufete, y que había quedado aparcado durante las últimas dos temporadas donde 'curiosamente' el equipo se ha clasificado en los dos cursos para disputar la Champions y ha ganado un título once años después.

La plantilla, tal y como confirmaron varios pesos pesados del vestuario a este periódico, está molesta con la intromisión deportiva de Meriton que ha puesto en peligro -hoy se retomarán las conversaciones- un modelo que se ha demostrado que funciona con Alemany y Marcelino al frente. Los jugadores no entienden que tras una sensación de distancia, con el símbolo de que Peter Lim no compartió la celebración de título de Copa con la plantilla ni en Sevilla ni el Valencia, el máximo accionista vuelva a irrumpir en las decisiones deportivas. El capitán Dani Parejo se mostró muy claro en sus redes sociales tras la victoria ante el Sporting de Portugal: «Cargando las piernas en busca de las mejores sensaciones. En el campo, cada día mejor...». Unos puntos suspensivos que estaban en consonancia con la reflexión del madrileño en la charla con los medios de comunicación impresos presentes en el stage de Crans-Montana, con respecto a la importancia de la estabilidad deportiva: «En los momentos malos los jugadores que son importantes tiene que salir, remar y dar la cara. Yo viví lo que vivió el míster en esos meses no en una ocasión o en dos sino en alguna más. Sé como se está en esos momentos malos, en el día a día, y cómo lo sufre tu familia. Hay que dar las gracias al club, a Mateo Alemany o Pablo Longoria, por la confianza que han depositado en el cuerpo técnico porque en otras etapas del Valencia esto no hubiera pasado y hubieran echado a Marcelino en los malos momentos de la pasada temporada».

Parejo, sin citar en ningún momento ni a Lim ni a Murthy, siguió hablando de «ellos» (Longoria y Alemany) para terminar con una reflexión: «Se pudo ver que la culpa no era del míster sino que en ocasiones entras en dinámicas que no son buenas. Muchas veces hay que buscar soluciones y es verdad que la más fácil en el fútbol es echar al técnico, es más fácil que sacar a toda la plantilla. El tiempo dio la razón y se acertó manteniendo al míster».

Coquelin: «Apostaron por la estabilidad del entrenador y ahora los jugadores quieren venir»

La plantilla se enteró del clima de tensión entre Peter Lim, Mateo Alemany y el inminente regreso de Anil Murthy desde Singapur para abordar la crisis antes de disputar el partido del domingo en Lisboa. Desde entonces, el vestuario está en shock puesto que no esperaba esta fractura después de haber conseguido la estabilidad deportiva.

De no apagar hoy un incendio que puede sacar del club, en el peor de los casos, a las tres patas deportivas del Valencia la fotografía que fijó Coquelin a LAS PROVINCIAS con respecto a la situación del club saltará por los aires: «Apostaron por la estabilidad con el entrenador y fue muy importante que nos quedásemos todos juntos, el cuerpo técnico y los jugadores. Fue la mejor decisión y vimos el final de temporada que fue espectacular. El Valencia tiene un proyecto estable y ahora los jugadores quieren venir. Ahora el equipo, que ha demostrado que puede luchar por los títulos, es atractivo. Es el lugar que le corresponde al club por su historia».