Comienzan las obras de reurbanización de la zona cero del Cabanyal

Una de las calles de la llamada zona cero del Cabanyal. /Jesús Signes
Una de las calles de la llamada zona cero del Cabanyal. / Jesús Signes

La actuación comprende las calles Sant Pere, Sol, Lavadero y Columbretes

EUROPA PRESS

Las obras de reurbanización de la calle Sant Pere de Valencia, en la denominada zona cero del barrio valenciano del Cabanyal-Canyameral, han comenzado en el tramo entre Llavador y les Columbretes, según ha anunciado este martes en un comunicado la concejala de Desarrollo y Renovación Urbana y vicealcaldesa, Sandra Gómez.

Las obras tienen un plazo de ejecución de tres meses y cuentan con un presupuesto de 450.620,50 euros (IVA incluido). La actuación comprende las calles Sant Pere, Sol, Lavadero y Columbretes (en esta solo se reurbanizará el espacio entre la calle Sant Pere y Lluís Despuig).

Todas las vías, además de ser únicamente de un solo sentido de circulación, cuentan con alumbrado público y mobiliario urbano y en ninguna de ellas hay arbolado.

La calle Sant Pere tiene un ancho máximo de 6,80 metros, con una acera cuya amplitud oscila entre los 2,20 y los 0,60 metros, y una calzada entre 5 y 5,50 metros. El resto de calles que se reurbanizarán tienen una anchura entre los 4,3 y los 8 metros.

Las obras a ejecutar consisten en la renovación de todos los pavimentos, la canalización de la red de alumbrado y la recolocación de todos los servicios públicos afectados.

En la calle Sant Pere se ampliará la acera izquierda en el sentido de la circulación hasta los dos metros de ancho, mientras que la acera derecha tendrá un ancho variable en función del tramo, dado que se prevé habilitar alcorques para arbolado de 2x1 metros cada ocho metros.

Ambas serán pavimentadas con adoquín de hormigón de acabado granítico. Además, se reasfaltará la calzada, añadiendo rigolas a ambos lados para separarla de las aceras, que será de tres metros de ancho. Todo ello en plataforma única.

Por otro lado, se recolocarán las tapas de registro donde haya arquetas y se adaptarán los imbornales existentes. Según Gómez, «continuamos cumpliendo el compromiso con el barrio de El Cabanyal, reurbanizando una de las zonas más degradadas por el proyecto de prolongación de Blasco Ibáñez».

Así, «se dotará al barrio de una mayor calidad urbana y de vida incluyendo arbolado en sus calles y mejorando la accesibilidad universal, además de recuperar la dignidad que merece«, ha explicado Sandra Gómez.

Más sobre el Cabanyal