El Cabanyal deja para otoño la reforma de calles en las zonas más degradadas del barrio

El Cabanyal deja para otoño la reforma de calles en las zonas más degradadas del barrio
Manuel Bruque

Los vecinos siguen denunciando focos de marginalidad y problemas de convivencia, a la espera del plan urbanístico

P. M.

valencia. El otoño llega al Cabanyal con obras. El Ayuntamiento tiene ahora en ejecución la plaza Lorenzo de la Flor, en plena zona cero, aunque hay otras en cartera en cuanto a la reurbanización de más calles y plazas. Se trata, en síntesis, de todo lo que quedó pendiente a finales del anterior mandato.

Fuentes de la concejalía de Renovación Urbana comentaron que en las próximas semanas se iniciará la reforma de un tramo de la avenida Mediterráneo, en concreto su conexión con una serie de calles transversales que se plantearon como mejora de anteriores concursos.

Esta actuación también se centra en el entorno de la zona cero, las calles y manzanas de edificios que debían derribarse por la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar. Por este motivo, el Consistorio concentró la compra de viviendas y locales en estos emplazamientos, que ahora se rehabilitarán o cuyos solares servirán para acoger equipamientos públicos.

La mayor parte de las intervenciones serán en la conocida como zona cero al abundar los solares Residentes de Bloques Portuarios alertan del perjuicio por las ocupaciones ilegales

En plena tramitación se encuentra la calle San Pedro y la plaza de los Ángeles. La velocidad de actuación en esta última, señalaron las mismas fuentes, depende de la posible presentación de un recurso en la adjudicación. Una de las ofertas ha sido declarada anormalmente baja, es decir, que la propuesta económica está muy por debajo de la inversión prevista por el Consistorio. «Se tendrá que resolver eso», indicaron, antes de proseguir con el calendario de obras.

Estos dos últimos emplazamientos se encuentran en zonas sensibles por su fuerte degradación urbanística. La ejecución de estos proyectos no interfiere en la tramitación del Plan del Cabanyal, un documento que está a la espera de la contestación de las alegaciones y su aprobación definitiva en el pleno.

Otra de las plazas que se remodelará es la del Rosario, junto al teatro del Musical. La eliminación de la fuente, la colocación de unos surtidores y algunos elementos más representan una inversión modesta, aunque ayudará en cierta forma a terminar con un foco de problemas de convivencia. Al menos eso es lo que piensan los responsables municipales, mientras que los vecinos se muestran más escépticos a tenor de los frecuentes escándalos nocturnos que se suceden en la zona.

Estos problemas no se han reducido a la velocidad deseada por los vecinos. La rehabilitación de viviendas municipales marcha a un ritmo muy lento y los casos se cuentan con cuentagotas. Uno de los últimos ejemplos se encuentra en el número 194 de la calle José Benlliure, donde ya se ha colocado el cartel que anuncia la reforma para pisos.

Otro asunto bien distinto es la culminación de proyecto de mayor envergadura. Es el caso de Bloques Portuarios, el conjunto de viviendas en la plaza Hombres del Mar que el Plan del Cabanyal derriba para que sea sustituido por otras fincas de nueva planta. El Consistorio y la Generalitat deben ponerse de acuerdo en la financiación y calendario de las obras, todavía en mantillas.

Los vecinos denuncian por lo tanto focos de marginalidad. «Marginalidad de día y narcosala de noche», señala uno de los residentes sobre una planta baja en el barrio con una gran puerta de hierro prácticamente desprendida. En cuanto a Bloque Portuarios, las viviendas ocupadas ilegalmente afectan también a las propiedades privadas y hay varios casos judiciales abiertos para conseguir los desalojos.