El todoterreno robado que ocultaron en un contenedor

El vehículo dentro del contenedor. / LP
El vehículo dentro del contenedor. / LP

La policía localiza en el puerto un coche sustraído en Madrid | La empresa propietaria del vehículo de alta gama agradece a un inspector que parase un tren para buscar y recuperar el turismo poco antes de que fuera embarcado

JAVIER MARTÍNEZVALENCIA.

«En toda mi trayectoria profesional he visto pocas veces una reacción tan profesional, efectiva y sobre todo eficaz». La frase pronunciada por Alfonso López-Pozas, abogado y economista, resume una actuación de la Policía Nacional en el Puerto de Valencia. Dos días después de la sustracción en Madrid de un Range Rover Sport valorado en 75.000 euros, las averiguaciones realizadas por un inspector de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) posibilitaron la recuperación del todoterreno dentro de un contenedor poco antes de que fuera embarcado en Valencia con destino a un puerto africano.

Tras ser alquilado con documentación falsa por un hombre de nacionalidad ucraniana, miembro de una banda que sustrae coches de alta gama en España, el vehículo se encontraba en situación ilocalizable con el sistema GPS inactivo. Un integrante del grupo delictivo había colocado un inhibidor de frecuencias en el Range Rover para que la señal no llegara a la central de alarmas, pero la batería del aparato se agotó y el GPS volvió a emitir ondas electromagnéticas por la red de satélites desde un punto situado cerca del Puerto de Valencia, concretamente en una estación de trenes de mercancías.

«Sin apenas tiempo y por experiencias anteriores, nos pusimos en contacto con el Grupo de Crimen Organizado de Valencia, y el inspector que nos atendió se tomó mucho interés e incluso se trasladó de inmediato al lugar indicado por el GPS. Había varios trenes cargados de contenedores. Buscar allí el coche no era fácil y podíamos peder otra vez la señal, como sucedió más tarde», explica el abogado de la empresa propietaria del todoterreno.

La banda de ladrones colocó un inhibidor en el Range Rover para bloquear el GPS nada más sustraerlo

«La profesionalidad y supongo que su experiencia hizo que este inspector localizara y parara en breve tiempo un convoy que podría portar el vehículo, pero la apertura de todos los contenedores del tren era algo impensable», añade López-Pozas.

Tras parar el tren y analizar la documentación de la mercancía con la colaboración de la Unidad de Análisis de Riesgo (UAR) de la Aduana de Valencia, el inspector de la Policía Nacional y otro agente localizaron un contenedor que supuestamente transportaba un Ford Mondeo, según la mercancía declarada, por lo que mandó abrirlo y encontró el Range Rover sustraído. «En España roban una media de más de 400 vehículos al día y muchos de ellos nunca aparecen. Estamos muy agradecidos a la policía de Valencia», señala el abogado.