La peor carrera de un atleta de élite

Tougane posa con su medalla de campeón autonómico en 2018. / LP
Tougane posa con su medalla de campeón autonómico en 2018. / LP

La policía detiene al campeón autonómico de maratón por dos robos en Valencia | El joven marroquí, que rehusó competir en los Juegos Olímpicos de Río, aprovecha sus facultades físicas para huir veloz tras los delitos que comete

JAVIER MARTÍNEZ y FERNANDO MIÑANAValencia

Algunos ladrones corren como liebres cuando los persigue la policía, otros son muy escurridizos y habilidosos para esconderse, pero ninguno hasta ahora había compaginado su carrera delictiva con el atletismo de élite en la Comunitat Valenciana. Jaouad Tougane, el campeón autonómico de maratón en 2018, ha sido detenido dos veces por la Policía Nacional en las últimas semanas por sendos robos en un centro comercial y la Estación del Norte en Valencia.

Su capacidad para el esprint, especialmente en la llegada a meta para disputar la victoria a otros corredores, y su preparación física fueron clave en sus veloces huidas tras arrancar el compartimento de los billetes de una caja registradora, con la recaudación del día, y apoderarse también del bolso de una mujer.

Más noticias de Jaouad Tougane

Los vigilantes de seguridad que corrieron tras Tougane apenas pudieron perseguirlo unos metros mientras el atleta marroquí se abría paso, con largas y rápidas zancadas, entre los clientes del centro comercial y los viajeros de la estación. El primero de los robos tuvo lugar a finales del mes pasado, cuando el joven arrancó el cajetín que contenía unos 800 euros y escapó con el botín. Pocos días después, Tougane fue identificado y detenido por la Policía Nacional gracias a los datos y las imágenes que le facilitó el servicio de seguridad privada del centro comercial. Las cámaras del circuito cerrado de televisión habían grabado al ladrón en una de las plantas del edificio y su rostro era fácilmente reconocible.

El corredor robó 800 euros en un centro comercial y se abrió paso entre los clientes con largas zancadas

A primeros de julio, el atleta marroquí protagonizó su segundo hecho delictivo en quince días en el centro de Valencia. El joven robó el bolso a una mujer y salió corriendo, lo que mejor sabe hacer, pero en esta ocasión fue interceptado y arrestado por dos policías de paisano. Tougane dio con sus huesos otra vez en un calabozo, amplió su historial delictivo y pasó a disposición judicial.

Días después, una patrulla de la Policía Local sorprendió al corredor con varios complementos que acababa de sustraer, presuntamente, en otro establecimiento de la calle Colón. Era el tercer delito que cometía en pocas semanas y siempre con el mismo método: arramblaba con varios artículos y hacía un esprint propio de un campeón autonómico.

De Marrakech a Castellón

Tougane nació hace 27 años en un pueblo cercano a Marrakech. De niño corría y hacía atletismo, pero lo dejó para venirse a España, como otros tantos chavales de su edad, en busca de una oportunidad. Al principio, con 12 años, se dirigió a Guadalajara, donde entrenaban algunos compatriotas, y acabó en un centro de acogida.

Cuando consiguió los papeles, volvió a entrenar y compitió con la Unión Guadalajara, aunque para ganarse la vida trabajaba por la mañana de jardinero y por las noches en las cocinas de bares y restaurantes. A partir de los 18 años, Tougane empezó a entrenar más en serio.

Tougane empezó a hacerse un nombre tras ganar varias carreras y ahora compagina la competición con el delito

En el DNI, por un error, figura que tiene tres años más de su edad real. En su ficha pone que nació el 10 de enero de 1989, pero ahora tiene 27 años. En el Gran Fondo de Siete Aguas, la carrera más clásica que hay en verano, conoció a Tony Gil, quien le ayudó a mudarse a la Comunitat Valenciana. Al principio vivía en la residencia de Penyeta Roja en Castellón, y logró fichar por el Playas de Castellón, el mejor club de España.

Empezó a hacerse un nombre. En las pruebas de ruta ganó algunas carreras y en la pista consiguió una marca notable (13:16.12) en los 5.000 metros. Eso le permitía ir a los Juegos Olímpicos de Río con Marruecos, pero su país solo le costeaba el billete de avión. Ni una beca ni una recompensa económica. Y rehusó con la vaga esperanza de poder competir algún día con España. Su ídolo es Ilias Fifa, otro atleta marroquí que cruzó la frontera en los bajos de un camión, con quien coincidió en Guadalajara y que acabó siendo sancionado por dopaje.

Con el Playas de Castellón ganó su prueba preferida, los 5.000, en 2016, un año después de que su equipo se proclamara campeón de Europa de clubes en Mersin (Turquía). El año pasado, Tougane logró el galardón de campeón autonómico en el Maratón de Valencia y fue el primer corredor que cruzó la meta en el medio maratón de Castellón y la Carrera Popular de Canillejas, entre otras clásicas.

Más noticias de Jaouad Tougane