La Guardia civil intercepta a un conductor bebido que llevaba una bombona de propano de 35 kg en su ciclomotor

La Guardia civil intercepta a un conductor bebido que llevaba una bombona de propano de 35 kg en su ciclomotor

Su osadía le costará a este ciudadano 800 euros en multas

LP

El agente no salía de su asombro al contemplar una estampa inusual incluso para profesionales que han visto casi de todo. El guardia civil confesaba que en los años que lleva de servicio «no había visto nada igual».

El suceso se producía el pasado viernes en la Nacional 532 a su paso por la localidad de Feces, Orense. Según informa 'Diario do Támega', una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico de Verín cumplía con sus obligaciones habituales de control cuando vió acercarse un ciclomotor con una carga inusual.

El guardia civil dio el alto al conductor, que transportaba una bombona de propano de 35 kilogramos colocada de manera transversal en su ciclomotor. Se trataba de un ciudadano portugués que, además, dio positivo en el control de alcoholemia. La Guardia Civil informa en su cuenta de Twitter que el agente procedió a denunciarle e inmovilizó el vehículo con su peligrosa carga.

Plan de choque de la DGT para las motos: más multas y uso obligatorio de guantes