Un conductor de la EMT apresa a un carterista tras encerrarlo en el autobús en Valencia

Un conductor de la EMT apresa a un carterista tras encerrarlo en el autobús en Valencia
Damián Torres

El chófer se enfrentó al ladrón y lo retuvo hasta que llegó la policía tras ser sorprendido por una pasajera cuando hurtaba una cartera a una anciana

JAVIER MARTÍNEZ

Un conductor de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Valencia frustró el hurto de la cartera y el móvil a una mujer de avanzada edad tras parar el autobús, enfrentarse al ladrón y cerrar las puertas del vehículo para evitar que pudiera escapar. Los hechos ocurrieron sobre las seis y media de la tarde del pasado jueves en la plaza de España.

Tras ser descubierto en pleno hurto por una pasajera que estaba al lado de la víctima, el carterista tiró al suelo los objetos que acababa de sustraer del bolso y trató de salir del autobús. El revuelo y los gritos de los viajeros llamaron la atención del conductor, que paró de inmediato el vehículo para ver qué ocurría, y ahuyentaron al ladrón. «La anciana se asustó y lloró por el disgusto que se llevó», explica un pasajero.

Cuando el carterista corrió hacia la puerta para escapar, el chófer se puso en medio y no le dejó salir. El ladrón le empujó entonces y se produjo un forcejeo sin mayores consecuencias. Otro pasajero del autobús de la línea 79 se acercó para ayudar al conductor, pero este ya tenía la situación controlada tras inmovilizar al carterista. Fueron momentos de tensión y nerviosismo que terminaron poco después cuando cinco patrullas de la Policía Nacional llegaron a la plaza de España.

Los agentes acudieron con urgencia al lugar cuando recibieron el aviso de que un presunto ladrón estaba retenido dentro de un autobús. El chófer había comunicado el incidente al Centro de Coordinación de la EMT, y un operador avisó de inmediato a la sala del 091. La policía subió entonces al vehículo y se hizo cargo del carterista. La víctima estaba ya más tranquila y había parado de llorar tras recuperar su cartera y comprobar que su teléfono móvil no había sufrido ningún daño.

Los hechos ocurrieron cuando el vehículo estaba lleno de pasajeros, entre 40 y 50 personas, y varios de ellos aplaudieron la valiente actuación del trabajador de la EMT y le felicitaron por su arrojo. El ladrón metió la mano en el bolso de la mujer cuando los viajeros se agolpaban junto a la puerta para bajarse en la parada de la plaza de España.

Otros sucesos

Temas

Emt, Sucesos