Caminos cortados y colegios cerrados en la comarca de la Ribera

Fuertes lluvias caídas durante los pasados días en Alzira./EFE
Fuertes lluvias caídas durante los pasados días en Alzira. / EFE

La carretera CV 525 entre Alginet y Algemesí y la carretera de Alzira a Albalat están cerradas al tráfico

MANUEL GARCÍA VICENTE

Después de otra noche de lluvias intensas, la comarca de la Ribera amanece con varios caminos y carreteras cortadas y con la suspensión de toda la actividad docente. Las precipitaciones siguen cayendo con intensidad aunque, por ejemplo en el caso de Alzira sin la violencia extrema de la noche del jueves al viernes, donde se registraron más de cien litros en apenas una hora. Por el momento, las consecuencias de las lluvias son menos graves.

De este modo, la carretera CV 525 entre Alginet y Algemesí permanece cortada al tráfico y otros muchos caminos rurales también están impracticables. La carretera de Alzira a Albalat también permanece a estas horas cortada al tráfico.

Más noticias sobre la gota fría

Alzira pide a los vecinos que no usen el coche

El alcalde de Alzira, Diego Gómez, ha declarado que la ciudad ha pasado una noche relativamente tranquila aunque ha advertido de que las lluvias más intensas se esperan a partir de las primeras horas de la mañana.

El Ayuntamientos está controlando los barrancos y es el Fosc el que más preocupa actualmente, ya que el de la Casella, por el momento, no presenta un nivel preocupante.

La normalidad en el casco urbano es total aunque todo el dispositivo policial y de ayuda permanece alerta. Se pide a los vecinos que no usen su coche si no es estrictamente necesario y se recuerda que hoy la zona azul también será gratuita.

Por último, en el caso de Sueca, capital de la Ribera Baixa, el camino de Vilches permanece cerrado desde primera hora de la mañana y se espera hacer lo propio con la carretera de la Partideta.