El temporal golpea con fuerza La Safor, que cierra colegios, caminos y otras instalaciones

Río Vaca en Tavernes de la Valldigna./LP
Río Vaca en Tavernes de la Valldigna. / LP

La tromba de agua deja a 40.000 alumnos sin colegio

El temporal de gota fría que durante los últimos días azota la Comunitat Valenciana está golpeando con fuerza La Safor, que ha amanecido con lluvia y en alerta roja decretada por Emergencias y Seguridad de la Comunitat Valenciana. Además, la gran mayoría de municipios han suspendido las clases en los centros educativos así como cualquier actividad en instalaciones deportivas.

Las precipitaciones débiles comenzaron anoche y han ido subiendo de intensidad a partir de las 6 de la mañana. Durante esta mañana, una lluvia torrencial ha obligado a cortar decenas de caminos en Gandia mientras que en Tavernes las rachas también son intensas.

Barranco Beniopa, en Gandia.
Barranco Beniopa, en Gandia. / LP

Concretamente, el Ayuntamiento de Gandia ha cerrado esta mañana decenas de caminos en todo el término municipal ante la lluvia torrencial, como informaron desde la jefatura de la Policía Local.

El cuerpo de seguridad ha indicado que se han cortado vías tanto en el distrito de Marxuquera, como en otras zonas de Gandia, sobre todo Sant Nicolau y el Grau de Gandia.

Las ramblas que bajan desde Marxuquera recogen agua de varios municipios y unen todos los caudales en el barranco de Beniopa, que atraviesa todo el término hasta el Grau.

Decenas de caminos han tenido que ser cortados y la Policía Local de Gandia ha desplegado a una veintena de agentes para vigilar los puntos más conflictivos y evitar que algunos conductores entren en zonas de peligro.

Crecida del río Serpis.
Crecida del río Serpis. / Policía Local de Almoines

Además, el nivel del río Serpis ha crecido en las últimas horas, debido a las elevadas precipitaciones. Ante esta situación en Almoines se ha cortado el paso de La Palanca, un puente de bajo nivel.

Este viaducto une los términos de Almoines y El Real de Gandia. Ambas localidades vigilan sus términos municipales para evitar que los vecinos utilicen vías peligrosas.

El Serpis recoge aguas de varias comarcas del interior de la provincia de Valencia, que desembocan en el Grau de Gandia, entre los distritos de Venècia y Marenys. Hasta Gandia llegan agua de afluentes del Serpis como el Vernissa y de localidades como Alcoi, Muro o Llutxent.

Por su parte, el Consistorio de Tavernes de la Valldigna recomendó anoche sacar los vehículos estacionados de las cocheras del Paseo Colón y la zona del Vergeret por riesgo de inundaciones. El río Vaca continúa siendo el principal foco de atención tras haberse desbordado la madrugada del viernes, aunque ayer el nivel del cauce había descendido de manera considerable tras dos días sin precipitaciones.

Las fuertes lluvias de las primeras horas del día también han obligado a cortar caminos en Xeraco, ante la proximidad de la desembocadura del río Vaca y las inundaciones de parcelas de cultivo en los últimos días.

El Ayuntamiento ha cerrado a la circulación el Camí Reial, en dirección a Tavernes, y el Caminàs, vía que une la localidad con la carretera Nazaret-Oliva a su paso por ls playas de la Safor.

La crecida del agua del Marjal de la Safor obliga al cierre de este camino que atraviesa todo el paraje natural.

La zona del Lago Azul, en la playa de Tavernes, inundada

La zona del Lago Azul, en la playa de Tavernes de la Valldigna, está inundada debido a la lluvia registrada durante esta madrugada.

Algunos vecinos no han podido desplazarse hasta sus puestos de trabajo y se han visto obligados a trabajar desde sus casas en la playa.

Fuertes lluvias en Simat

Las fuertes lluvias de las últimas horas han obligado a cortar caminos en Simat de la Valldigna, uno de ellos el Camí Castell. En estos momentos, agentes de la Policía Local revisan el resto de vías rurales para comprobar su estado y cerrarlas en caso de peligro, como indicó el alcalde, Josep Antoni Alberola.

De hecho, hasta el momento se han recogido más de 65 litros por metro cuadrado. Esto ha generado que el agua de lluvia corra con fuerza por algunas calles ante la expectación de los vecinos.

Además, las lluvias también han hecho acto de presencia en La Ribera, donde se han tenido que cortar varios caminos y carreteras y suspender de toda la actividad docente. Las precipitaciones siguen cayendo con intensidad aunque, por ejemplo en el caso de Alzira sin la violencia extrema de la noche del jueves al viernes, donde se registraron más de cien litros en apenas una hora. Por el momento, las consecuencias de las lluvias son menos graves.

De este modo, la carretera cv525 entre Alginet y Algemesí permanece cortada al tráfico y otros muchos caminos rurales también están impracticables. La carretera de Alzira a Albalat también permanece a estas horas cortada al tráfico.

Tímidas lluvias en La Marina

Las primeras horas de alerta roja por el temporal en La Marina han transcurrido con tímidas lluvias. Tan solo Pedreguer, Dénia, Xàbia y Alcaldía han superado los 30 litros por metro cuadrado. Las máximas precipitaciones se han registrado en Pedreguer con 36 litros. Mientras que en municipios como Teulada, Pego o Gata de Gorgos han rozado los 30 litros.

Aunque las cifras no han sido muy elevadas, si han sido suficientes para obligar a cortar calles y caminos en la capital de la Marina Alta. De momento siguen cortados al tráfico la calle Melva y los caminos Llavador, de la Bota, el camí Fondo de la Xara y el camí de Gandia a la altura del Alberca.

Se espera que a lo largo del día aumenten las lluvias considerablemente, por lo que los ayuntamientos de la comarca decidieron anoche suspender las clases por precaución.

Retraso en los trenes

Además, las lluvias han provocado retraso en varios trenes. Concretamente, hay dos trenes de Cercanías que circulan con 15 minutos de retraso debido a problemas logísticos derivados del mal tiempo. Ha sido en la C-2 (Valencia-L'Alcúdia) y en la C-6 (Valencia-Castellón).

LA CIFRA

180
litros por metro cuadrado en doce horas espera Aemet que se acumulen hoy en buena parte de las comarcas de La Ribera, La Safor y La Marina.

Con motivo de las fuertes tormentas, algunos ayuntamientos han decidido suspender las clases. Concretamente, en Xàbia, Dénia, Gandia y el Grau, Benirredrà, Bellreguard, Oliva, Benissa, Teulada, El Verger, Els Poblets, La Xara, Pedreguer, Poble Nou de Benitatxell, Murla, Beniarbeig, Gata de Gorgos, Vall de Laguar, Ondara, Miramar, Tavernes de la Valldigna y Alginet. Además, la Universitat de València (UV) ha optó también por suspender sus clases en el Campus de Ontinyent, así como en el Centro de Gandía, aunque en Tarongers y Blasco Ibáñez se mantenían, salvo que a primera hora de hoy la evolución de las condiciones meteorológicas obliguen a variar la decisión. En cualquier caso se informará a través de los canales oficiales y la página web. Fuentes de la institución explicaron que todo aquel alumno o trabajador que por la lluvia no pueda llegar a clase o a su puesto no se verá penalizado ni académica ni laboralmente. Es decir, no contará su falta de asistencia.

Frente a ello otros ayuntamientos como el de Valencia e instituciones como la Universitat Politècnica han avisado de la posibilidad de que si las previsiones en la capital se agravaban también se cancelarían las clases. A última hora se mantenían, con la excepción del campus de Gandia de la UPV, donde sí se suspendieron.

La ciudad de Valencia ha vivido el otoño más lluvioso desde 1938 con 34 días de precipitaciones

Estas decisiones son el fruto del aviso nivel rojo (riesgo extremo) por lluvias intensas que emitió ayer Aemet para la mitad sur de la provincia de Valencia y el litoral norte de Alicante, zonas en las que se esperan acumulados de hasta 180 litros por metro cuadrado en apenas doce horas. El aviso de esta tromba de agua hace referencia a la franja temporal entre las doce de la pasada madrugada y las 14.00 horas de hoy, de ahí que los ayuntamientos hayan optado por la supresión de las clases como medida preventiva ante la posibilidad de que existan dificultades para acceder a los centros educativos o que en las instalaciones se puedan registrar problemas.

Además, la agencia estatal espera lluvias generalizadas por toda la Comunitat a lo largo del día. Las tormentas también serán especialmente persistentes en el sur de Alicante y el litoral norte de Valencia, donde Aemet emitió ayer un aviso nivel naranja (riesgo importante), con picos de intensidad en los que se podrían recoger 50 litros en sólo una hora y acumulados de hasta 140 litros en doce; mientras que en el resto de la región el nivel se rebaja hasta amarillo (riesgo), con hasta 80 litros por metro cuadrado registrados durante medio día y horas en las que se podrían recoger hasta 30 litros. Por su parte, el Centro de Coordinación de Emergencias mantenía también activas las preemergencias por estas lluvias en prácticamente toda la provincia de Valencia y el litoral de Alicante y Castellón.

Así, la ciclogénesis que ha alcanzado ya a la Comunitat Valenciana durante el día de ayer se hizo notar, especialmente, en la provincia de Castellón. Los bomberos tuvieron que emplearse a fondo en hasta media docena de achiques de agua en municipios como Benicarló y Peñíscola. Las inclemencias meteorológicas obligaron también a cerrar hasta cuatro carreteras, la CV-137 en el Baix Maestrat y la CV-148 en la Plana Alta, estas dos en la provincia de Castellón, y la CV-304 en l'Horta Nord y la CV-5710, la CV 525 entre Alginet y Algemesí y la carretera de Alzira a Albalat en La Ribera Alta, ambas de la provincia de Valencia.

Hasta última hora de este domingo, las mayores intensidades de precipitación se habían registrado en la provincia de Castellón con los algo más de 60 litros por metro cuadrado contabilizados ayer en Torreblanca. Sin embargo, a última hora de la tarde, las precipitaciones incrementaron su intensidad en Valencia y las comarcas más próximas a la capital.

Por otra parte, desde el 1 de septiembre se han registrado en Valencia 34 días de lluvia apreciable, lo que constata el otoño más lluvioso que ha vivido la ciudad desde 1938, según una serie documentada por la agencia estatal.