En la terreta: Pablo Motos

Pablo Motos sobre una tabla de pádel surf./LP
Pablo Motos sobre una tabla de pádel surf. / LP

El presentador, nacido en Requena, está pasando parte de las vacaciones con su familia en la localidad de La Marina donde, fiel a su personalidad, no para de hacer cosas: practica buceo, se ha dejado ver con la tabla de pádel surf y pilota una moto de agua

MARÍA JOSÉ CARCHANO

Los famosos suelen ser buenos embajadores de la ropa que se ponen, las cremas que usan, de los alimentos que comen o de los lugares que visitan. Como Pablo Motos. El presentador nacido en Requena tiene especial predilección por su tierra, donde se escapa para descansar del frenético ritmo de su programa diario, 'El Hormiguero', con el que el resto del año se debe volcar al cien por cien.

El 4 de julio compartió en Instagram su última intervención en la televisión, en el programa de fin de temporada, que avisa que vuelve en septiembre. Y para recargar pilas qué mejor que Xàbia. No es la Comunitat Valenciana tierra de famosos, que prefieren las playas de las islas Baleares o Andalucía, pero siempre hay quien ha descubierto las maravillas, a veces ocultas, de la paradisíaca costa de La Marina Alta, donde hay hermosas calas, playas y maravillosas vistas sobre los acantilados que se recortan sobre el horizonte marítimo.

Pablo Motos lo ha descubierto y lo comparte con sus seguidores de Instagram, un millón para ser más exactos. En concreto, más de trescientas mil personas han visto los vídeos y fotos que en las últimas semanas ha colgado en la conocida red social. Y como el presentador no es muy de quedarse quieto -conocida es su afición por el deporte- no le hemos visto con la toalla en la arena o repantigado en una hamaca. Al contrario, ha practicado, por ejemplo, buceo.

En su estancia en Xàbia demuestra que le gusta comer bien y visita la cocina de un restaurante

En uno de los vídeos compartidos se le puede ver en una lancha de la empresa Mardays Buceo Jávea. «Hola amigos, estamos a punto de iniciar un buceo, son las nueve de la mañana y no hay nada más chulo que meterte debajo del agua a esta hora, que está todo tranquilito». En otro vídeo se le puede ver buceando entre barracudas, e inlcuso se atisba un pulpo en su viaje por las profundidades de la costa de Xàbia. Con una moto de agua ha podido explorar la costa escarpada de Xàbia y se ha metido en una de las cuevas que solamente se pueden visitar si se accede desde el mar. Y dice: «amigos, estamos en mi cueva secreta, una preciosidad, con los murciélagos y la naturaleza». Y muestra también el agua transparente y el fondo rocoso de la cueva.

Una de las cuevas que ha explorado en la costa de Xàbia.
Una de las cuevas que ha explorado en la costa de Xàbia. / LP

También ha practicado el último deporte de moda, el paddle surf. Pero, como buen pelirrojo, la exposición tan continua al sol ha tenido consecuencias para su piel. Y en otro vídeo muestra cómo se le ha quemado la piel pese a la protección 50. Y se lo toma con humor: «Parezco el tercero de Los Morancos, si me da un poquito más el sol exploto como una rata de 'Stranger Things'. La publicación tiene más de tres mil comentarios de todo tipo, la mayoría compadeciéndose y otros muchos dándole consejos para no quemarse. Pero para Pablo Motos no todo son los deportes acuáticos.

En su estancia en Xàbia está demostrando que le gusta comer bien, y ha compartido un vídeo en el que entra en la cocina del restaurante La Perla, donde hacen unos grandes arroces, y le ha hecho una minientrevista a Sergio, su chef. Llama a la cocina «la sala de la felicidad», y Sergio le agradece la visita. Como siempre, el buen humor está presente en sus vídeos, en esta ocasión respecto al calor, junto a los fuegos, en las entrañas del restaurante.

Es muy habitual que los pelirrojos se quemen al sol. A Pablo le ha sucedido.
Es muy habitual que los pelirrojos se quemen al sol. A Pablo le ha sucedido. / LP

El último vídeo que compartió fue el pasado martes, en el que se le puede ver frente a una fideuà y lo explica: «Hola, esto se llama 'rossejat', es como la paella pero con fideos superfinos, dificílisimo de hacer y una delicatessen. Si en algún sitio os la hacen bien es una cosa de dioses». Al lado, una cerveza. Se nota que está disfrutando de sus vacaciones. Y la publicidad de Pablo Motos se nota. En esta publicación un seguidor le comenta que ha estado en La Perla por consejo suyo y que le ha encantado. Es el poder que tienen aquellas personas que mueven tras ellos mucha gente, como Pablo Motos, que empezó en el año 2006 y que ha llegado a tener audiencias de más del 23%, con picos de seis millones de espectadores. En mayo de este mismo año cumplieron dos mil programas en antena y lo celebraron con un especial en Londres con la visita de Will Smith.

Más sobre Revista de Valencia