En la terreta: Juan Echanove

Juan Echanove en su casa de Xàbia./
Juan Echanove en su casa de Xàbia.

El actor madrileño recarga pilas entre rodajes y escenarios en Xàbia, donde recaló por su mujer, Cuchita Lluch, que veranea desde hace décadas en este municipio de La Marina. Lleva una vida tranquila y aprovecha para cocinar y probar platos marineros de los restaurantes de la zona

Mª JOSÉ CARCHANOValencia

Antes de conocer a Cuchita Lluch, la socialité que todos quisieran tener en su fiesta, Juan Echanove pasaba los veranos en una pedanía segoviana de veintiún habitantes llamada Madriguera. Allí descansaba de un ritmo frenético en su vida de actor, entre grabación y grabación de 'Cuéntame' y los mil proyectos que siempre se ha llevado entre manos. Me lo contó su mujer entre risas, porque ella, que tenía casa en Ibiza, apareció por allí para ver qué se cocía por tierras manchegas. Son de esas cosas que hacemos las mujeres por nuestras parejas en la primera fase del enamoramiento pero, claro, aquello no iba nada con una persona expansiva, a la que le gusta rodearse de mucha gente, que necesita el contacto con el mar. Y con los suyos. Los dos cedieron. «Yo vendí la casa de Ibiza y él la de Madriguera», explica Cuchita.

Encontraron un lugar en común llamado Xàbia. A su pedacito de Mediterráneo Cuchita Lluch no iba a renunciar, porque allí ha pasado tantos veranos que ni se acuerda de cuál fue el primero. En Xàbia volvía a ser madre, ya que compartía la custodia de sus dos hijos con su exmarido. «Para mí ha sido el reencuentro». También con los amigos, las travesías, el mar. Y el actor lo entendió.

Juan Echanove lleva meses viajando por España con su obra de teatro 'Rojo', donde comparte escenario con otro exactor de 'Cuéntame', Ricardo Gómez, aquel niño que vimos crecer en la gran pantalla temporada tras temporada. Los dos han hecho emocionarse sobre el escenario a un público que les es fiel, mientras en Instagram Juan publica un canal con sus seguidores llamado 'risitas y gruñón', donde comparten escenas de su vida en común de ciudad en ciudad con ese punto cómico que le identifica. En junio tuvieron un parón, entre actuaciones en teatro y las grabaciones que ha empezado Echanove con la serie 'Desaparecidos' de Mediaset, y lo ha aprovechado para escaparse a Xàbia con su mujer.

De sobra conocida su afición por la cocina, Juan Echanove no solo es un gran gourmet que disfruta en las mejores mesas de España, también sabe cocinar. Y, según su mujer, lo hace muy bien. Él es quien trastea entre ollas y sartenes en casa, porque aunque Cuchita está muy vinculada al mundo de la gastronomía, reconoce que la cocina no es lo suyo.

Juan Echanove con Johana, dueña del restaurante Trinquet de Xàbia.
Juan Echanove con Johana, dueña del restaurante Trinquet de Xàbia.

En Xàbia Juan Echanove aprovecha los días de descanso para comprar, como buen cocinero, los productos frescos de la lonja, y ponerse el delantal para los suyos, como con las cigalas de la fotografía. En Instagram también ha documentado alguna de sus creaciones, como un pollo en escabeche preparado con un 'kamado'. Le encanta el escabeche, así cocinó unas codornices hace casi treinta años en su participación en el programa 'Con las manos en la masa', de Elena Santonja.

El intérprete practica en un circuito de Chiva otra de sus aficiones, el karting

Aquel día fue una colaboración, años después tendría un programa propio, 'Un país para comérselo', donde, una vez más, recorrió España junto a Imanol Arias disfrutando de los placeres del paladar. Pisó tierras valencianas, y en aquel programa emitido en 2014 y dedicado a la provincia de Alicante ya estuvo en la Marina Alta. Fue Quique Dacosta quien le enseñó a cocinar la gamba roja de Dénia, quien lo llevó al momento en que los pescadores descargan su mercancía y a comprar en la subasta. También descubrió otros lugares, como el restaurante Fernando, donde Juan destacaba la calidad del producto, mariscos salidos del mar Mediterráneo, tan lejos de las tierras manchegas donde se crió (Juan Echanove nació en Madrid).

En Xàbia lleva una vida tranquila, y sus salidas se centran básicamente en la gastronomía, de nuevo. Por ejemplo, se le ha visto por el Trinquet, uno de los restaurantes más valorados del municipio, en el que se han comido este verano una paella de alcachofas y atún rojo, una de las especialidades de la casa. Cuchita inmortalizó el momento y Juan Echanove posó con Johana, la dueña de este emblemático local. Alguna visita toca también a Quique Dacosta, en Dénia, a quien conoció hace tiempo, y donde ahora trabaja la hermana de Cuchita, cocinera de profesión, que estuvo muchos años viviendo en Estados Unidos.

En su estancia en tierras valencianas Juan Echanove aprovecha para practicar otra de sus aficiones, el karting, y en Instagram ha compartido imágenes del bakstage en el Circuito Internacional Lucas Guerrero de Chiva, poniendo a punto los vehículos, vestido con un mono y con el casco preparado.

Más sobre Revista de Valencia