Los socios del Botánico salvan al presidente de tener que abordar en Les Corts la financiación

Unidas Podemos y los nacionalistas frenan junto al PSPV la propuesta del PP para celebrar un pleno extraordinario

A. CERVELLERAVALENCIA.

No habrá un pleno monográfico para que el presidente Ximo Puig explique la actual situación de infrafinanciación en la Comunitat y las medidas que piensa llevar a cabo en un momento en el que se imponen recortes desde el Gobierno central. Al menos por el momento. Compromís y Unidas Podemos salvaron ayer al jefe del Consell de comparecer en Les Corts al frenar junto al PSPV la iniciativa presentada por el PP.

Los partidos que forman parte del pacto del Botánico impusieron su mayoría en la junta de portavoces y tumbaron la propuesta de los populares que sí apoyaron el resto de partidos de la oposición, Ciudadanos y Vox. Un movimiento que evitará que el jefe del Consell tenga que comparecer en un momento complicado por la asfixia financiera de la administración valenciana. La unidad de las tres formaciones se mantuvo de esta forma aunque los motivos esgrimidos para justificar su voto fueron bastante diferentes.

Desde el PSPV, su portavoz en Les Corts, Manolo Mata, aseguró que confía «en que haya una solución para evitar al máximo los ajustes» y la situación de infrafinanciación en los próximos días y recordó que la competencia de abordar un nuevo sistema de financiación es del Gobierno central. Un Ejecutivo que apuntó que tiene «la voluntad» para acometer la reforma pero que se encuentra en funciones y sin los acuerdos necesarios para la sesión de investidura. «La financiación no es un acto de voluntad del Gobierno», sino que requiere un acuerdo más amplio y complejo» insistió Mata, que valoró Consell apueste por «la bilteralidad» para solucionar los problemas singulares que tiene la Comunitat sentenció Mata.

Compromís pide esperar para decidir sobre el pleno y Podemos dice que lo apoyará en otra fecha | Los partidos del Botánico sí apoyaron la celebración de un pleno similar cuando gobernaba Rajoy en 2015

El portavoz de Compromís, Fran Ferri, consideró que este no es el momento adecuado para celebrar el pleno ya que incidió a que es necesario esperar los resultados de la reunión que Puig mantendrá con María Jesús Montero, ministra de Hacienda, la semana que viene. «En estos momentos lo que toca es que el Gobierno dé una repuesta, y en función de lo que plantee se verá si corresponde o no que el presidente comparezca en Les Corts» sentenció. Ferri también remarcó que espera que el Gobierno de Pedro Sánchez «parece más estar en campaña que en funciones» y pidió soluciones transitorias para solucionar el problema de liquidez del Consell. Además, indicó que su grupo ha presentado una iniciativa para reclamar una respuesta del Ejecutivo en este sentido, aunque no contempla la comparecencia de Puig.

El portavoz adjunto de Unidas Podemos, Ferrán Martínez, justificó su voto en contra de la comparecencia por un tema de fechas. El diputado no dudó en afirmar que a su formación no les parece mal que Puig comparezca en Les Corts para dar cuenta del estado de la negociación de la financiación, pero pidió tener en cuenta el calendario parlamentario para buscar «una fecha razonable». Martínez aprovechó para destacar que si se tienen que aplicar recortes, éstos no deben afectar a los servicios básicos de los valencianos, y pidió «no rebajar en absoluto» las exigencias sobre la financiación autonómica.

Críticas de la oposición

El voto en contra del pleno extraordinario no gustó nada a los partidos de la oposición. Especialmente a sus impulsores. Isabel Bonig, presidenta del PPCV se mostró «atónita» ante la decisión del Botánico y se llegó a preguntar «para qué sirve el autogobierno valenciano» si todas las responsabilidades se dejan en manos de Madrid. Del mismo modo, recordó que en 2015, cuando gobernaba Mariano Rajoy y el PP, todos las formaciones sí que aprobaron un pleno extraordinario sobre financiación, incluidos ellos. Por su parte, Toni Cantó, portavoz de Ciudadanos en Les Corts, fue muy duro al subrayar que Compromís y Unidas Podemos «han tapado las vergüenzas del PSC valenciano».