Santiago Abascal: «Vox no es un partido de extrema derecha, es de extrema necesidad»

Santiago Abascal, presidente nacional de Vox. / daniel mora
Santiago Abascal, presidente nacional de Vox. / daniel mora

El dirigente conservador carga contra los grupos de izquierdas, dice que el suyo no es racista y empieza a condicionar un futuro pacto de Gobierno

F. RICÓS VALENCIA.

El de este miércoles en Valencia será el primer acto de Vox desde que asombrara hace unas semanas llenando el pabellón de Vistalegre. Esta noche quiere reunir a 1.500 personas para escuchar a su presidente, Santiago Abascal, en la Patacona.

Vox en Alboraya

-¿Vox es un partido de extrema derecha?

-No, es un partido de extrema necesidad y no nos importa cómo nos califique la extrema izquierda.

-¿Y populista?

-No, porque quien engaña al electorado es el PP de Rajoy y el que oculta información es Ciudadanos. El resto forman parte de un frente popular con tintes totalitarios. Los más totalitarios son los de Podemos y el PSOE es su marioneta y la de separatistas y proetarras.

-Les acusan de racistas.

-Ser racista es ser profundamente antiespañol. No somos racistas. Es más, no creo que existan razas más allá del pastor alemán, el setter irlandés y el caniche. Queremos que se controle la inmigración.

-¿Cómo?

-En función de los criterios de necesidad de la economía nacional. Hoy, con tantos españoles en paro, no necesitamos la inmigración que en otros momentos ha sido necesaria. También que se controle en función de la capacidad de adaptación a nuestros valores y leyes: se adaptan mejor quienes vienen de países hermanos hispanoamericanos que los procedentes del Magreb, países islámicos o resto de África.

-¿Qué porcentaje de delitos cometen los inmigrantes en España?

-No sabemos exactamente el dato porque la propia ley impide que se desglose el número de delitos cometidos por inmigrantes. Sí sabemos que en la población carcelaria es mayor la inmigrante que la nacional. Queremos entrar en las instituciones para conocer los datos que se hurtan a los españoles.

-¿Y sabe si los inmigrantes reciben más ayudas que los españoles?

-Cuando estemos en las instituciones sabremos si la convicción generalizada en relación a las ayudas sociales y los pisos de protección oficial a la inmigración son mayores que las que reciben los nacionales.

-¿Se siente cómodo con el auge de la extrema derecha en Europa?

-Yo creo que no se puede calificar de extrema derecha a todo lo que no responde a la lógica del establishment. Hoy hay una gran reacción en todo el mudo frente al globalismo, la inmigración masiva y la dictadura de la corrección política.

-¿Hay un antes y un después de la cita del palacio de Vistalegre?

-Somos conscientes de que Vistalegre fue una gran sorpresa y un aldabonazo para el resto de partidos políticos, medios de comunicación y una parte de la sociedad. Llenamos los actos públicos en toda España y la afiliación ha pasado en un año de 3.000 a 13.500 afiliados de cuota.

Más información de Vox

-¿Dónde tienen su nicho de votos?

-Una parte procede del PP y de Cs a partes iguales. Otra, de un abstencionismo crónico porque no se identificaba, por ejemplo, con el Estado de las autonomías. Sabemos que tenemos gran respaldo entre los nuevos votantes de 18 a 24 años, y estamos empezando a recibir trasvase de votos de Podemos y del PSOE.

-Abogan por recentralizar el Estado. ¿Hoy por hoy lo cree posible?

-Hace falta una reforma constitucional y una mayoría de dos tercios (del Congreso) que no tenemos. Pero no hemos querido ocultar nuestro programa de máximos a los electores, del mismo modo que no ocultamos que aspiramos a él a través de los procedimientos legales de reforma de la Constitución. Mientras tanto, pensamos que es posible y deseable que el Estado recupere las competencias de Educación, Justicia e Interior. Y esa será una de las cosas que pongamos encima de la mesa con los escaños que Vox obtenga en las próximas generales para conformar el Gobierno de España.

-¿Por qué eliminar las autonomías?

-Restringen libertades, fundamentalmente en materia lingüística. Restan igualdad en materia fiscal o sanitaria. Lesionan el proyecto común y hacen que los españoles estén, a veces, de espaldas a los españoles, y atacan la pluralidad, porque España es plural antes de las autonomías. Para ofrecer nuevas glorias a España y que Valencia tenga su propia identidad local compatible con la nacional no hace falta un parlamento regional.

-¿Si no quieren autonomías por qué ha anunciado que se presentarán a las andaluzas?

-Porque somos demócratas, respetamos el orden constitucional y porque nos presentamos a las elecciones que se convocan para trabajar en las instituciones y cambiar las cosas desde dentro.

-¿Qué espera del acto de hoy?

-Seguir recibiendo el apoyo que siempre se nos ha mostrado en Valencia. Entendemos que será un apoyo creciente y un acto muy importante tras el hito de Vistalegre.

-En Vistalegre se nombraron las distintas lengua de España pero no el valenciano.

-Evidentemente eso es un error que no tiene que ver con lo que nosotros hemos defendido. Nos oponemos al centralismo separatista, somos muy conscientes y muy sensibles y nos gustaría que no se nos juzgue por el lapsus de un día.

-¿Qué opinión le merece Compromís?

-Una quinta columna dentro de Valencia, de la extrema izquierda que no cree en el sistema democrático y que colabora para que Valencia pierda su propia identidad local y su propia identidad nacional. Es lo que Vox debe combatir.

-¿Qué representación aspira a sacar en la Comunitat Valenciana?

-Vox intentará entrar con la fuerza suficiente como para ser decisivos en la política valenciana.

-¿Y en las elecciones europeas?

-Aspiramos a entrar con la contundencia suficiente como para que se nos abran las puertas de la política nacional, que los españoles entiendan la potencia del proyecto de Vox. Suele ser un banco de pruebas de nuevos partidos y cuanta más fuerza logremos en la europeas, más tendremos en las generales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos