El déficit de la Comunitat llega a los 670 millones, cuatro veces más que en 2018

El dato de Hacienda correspondiente a mayo sitúa a la administración valenciana como la segunda peor de todas las autonomías

JC. F. M.VALENCIA.

La situación de las cuentas de la Comunitat Valenciana han sido objeto de diversos reproches, tanto desde el ministerio de Hacienda como de la Autoridad de Responsabilidad Fiscal (AIReF). El propio conseller de Hacienda, Vicent Soler, ha admitido ya lo «duro» que será el cierre del ejercicio económico, a la vista del bloqueo político en Madrid y de cómo se complica el camino para reformar el sistema de financiación autonómica.

Esos análisis, sumados a la preocupación extendida entre los proveedores de la administración autonómica por la tardanza en cobrar sus atrasos y el aumento del tamaño de la administración autonómica -tanto en altos cargos como por la creación de nuevas entidades- encontraron ayer un nuevo factor que ratifica ese hecho: las cuentas autonómicas no sólo no van bien, sino que van claramente peor que, por ejemplo, hace justo un año.

El ministerio de Hacienda hizo públicos ayer los datos relativos a las necesidades de financiación del Estado, de la Seguridad Social y de las CC AA, correspondientes al mes de mayo de este año. Para la Comunitat Valenciana, los gastos superaron en 670 millones de euros a los ingresos. En términos absolutos, la Comunitat se sitúa como la segunda con un déficit más abultado, sólo por detrás de Cataluña que supera los 1.100. En términos relativos, el 0,58% del PIB que suponen esos 670 millones dejan a la Comunitat como el quinto peor dato de todas las autonomías. El tope de déficit para 2019 fijado por el Gobierno con las CC AA en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) se situó en el 0,1% del PIB, de manera que el dato de la Comunitat Valenciana supone multiplicar casi por seis ese límite.

El Consell defiende que sin una reforma del sistema de financiación es imposible abordar el colapso La Comunitat multiplica casi por seis el tope de déficit marcado en el Consejo de Política Fiscal

Aún resulta más llamativa la comparación con el mes de mayo de 2018. Tal y como reflejan os datos facilitados por el departamento que dirige María Jesús Montero, la Comunitat llegó a mayo con un déficit de 163 millones, un 0,15% de su PIB. El dato de 2019 supone multiplicar por cuatro el dato correspondiente a 2018. Es decir, la diferencia entre ingresos y gastos cuando aún no se había cumplido la primera mitad del año se había disparado respecto a la del ejercicio inmediatamente anterior.

Respecto al mes de abril, la Comunitat Valenciana ve incrementarse su déficit desde los 403 millones hasta los 670. Respecto a ese mes, mientras los ingresos crecieron 1.264 millones, los gastos se dispararon 1.531. Por conceptos, el aumento de la remuneración de asalariados alcanza los 1.411 millones, un incremento de prácticamente 300 millones respecto al mes anterior.

Desde el Gobierno valenciano, el conseller de Hacienda Vicent Soler ha venido remarcando que mientras no se lleve a cabo una reforma del sistema de financiación autonómica que mejore los ingresos que recibe la Comunitat, será complicado abordar el colapso en el que se encuentran las cuentas autonómicas.

Datos del Estado

Por otro lado, el Estado acumuló en los seis primeros meses del año un déficit de 10.514 millones de euros, equivalentes al 0,84 % del PIB, lo que supone un incremento del 27,1% respecto al mismo periodo del año anterior como consecuencia de un aumento de los gastos superior al crecimiento de los ingresos.

Los gastos crecieron un 3,8 %, hasta 105.258 millones, en tanto que los ingresos aumentaron el 1,8 %, hasta 94.744 millones, de acuerdo con los últimos datos publicados este martes por el Ministerio de Hacienda. El mayor aumento del gasto se debió al incremento de las entregas a cuenta del sistema de financiación autonómico y local, y a unos gastos electorales sin correspondencia en 2018, informa Efe.