El Consell crea el Alto Comisionado para la Financiación de la Comunitat Valenciana

El Consell crea el Alto Comisionado para la Financiación de la Comunitat Valenciana

Se nombra a José Antonio Pérez y a Rafael Beneyto como miembros de este órgano, siendo el primero el encargado de representar a la Generalitat en la Comisión para negociar el nuevo modelo

REDACCIÓN Valencia

El pleno del Consell ha aprobado la creación del Alto Comisionado para la Financiación de la Comunitat Valenciana, adscrito a Presidencia, con el objetivo de dar soporte y apoyo técnico al president de la Generalitat, Ximo Puig, en materia de financiación autonómica, y al conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, en su condición de miembro del Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Asimismo, el Consell ha aprobado el nombramiento como miembros del Alto Comisionado para la Financiación de la Comunitat Valenciana de José Antonio Pérez García y de Rafael Beneyto Cabanes.

La representación y transmisión de los acuerdos, en el ámbito de su competencia, ante la Comisión del Ministerio de Hacienda en la que se ha de acometer la negociación política del nuevo sistema de financiación autonómica será realizada por José Antonio Pérez. Los miembros del Alto Comisionado acordarán las decisiones a tomar en el ámbito de sus competencias.

Tendrá como función asesorar al president en materia de financiación y al conseller de Hacienda en su condición de miembro del Consejo de Política Fiscal y Financiera

José Antonio Pérez y Rafael Beneyto son los actuales representantes en el Comité Técnico Permanente de Evaluación del sistema de financiación. Además, ambos forman parte de la Comisión de Expertos pactados por las Corts Valencianes sobre la financiación autonómica, que ha emitido dos informes de referencia en el marco del debate sobre el reparto de los recursos entre las autonomías.

En el decreto se especifica que actuarán como asesores del Alto Comisionado los integrantes de la Comisión de Expertos de las Corts.

Cabe recordar que, en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrada el 14 de julio de 2018, el Gobierno de España reconoció la urgencia de reformar el sistema de financiación, tal como ha venido reclamando el Gobierno valenciano, y se anunció un proceso de análisis de las insuficiencias del modelo actual y que se iniciaría el debate político en torno al mismo a partir de septiembre.

Para ejercer su cometido, el Alto Comisionado asistirá a las reuniones que se convoquen con representantes del Ministerio de Hacienda o cualquier otro órgano estatal competente en materia de financiación autonómica, de acuerdo con las indicaciones recibidas de las personas titulares de la Presidencia de la Generalitat o de la Conselleria de Hacienda.

Además, elevará a las personas titulares de dichos departamentos institucionales la información sobre el contenido de estas reuniones, así como un análisis y valoración de las mismas y actuará como órgano de consulta y asesoramiento de todas las cuestiones relativas a esta materia que afecten ala Comunitat Valenciana.

De igual modo, propondrá a la Generalitat iniciativas legislativas y materiales y cuantas actuaciones considere oportunas para conseguir eliminar y compensar el déficit de financiación que sufre la Comunitat Valenciana.

Los miembros del Alto Comisionado tendrán tratamiento protocolario y consideración equivalente a la de un secretario autonómico pero sus funciones no serán retribuidas.

El Alto Comisionado desempeñará sus funciones durante todo el proceso de negociación y se extinguirá cuando así lo proponga el President, una vez se apruebe el nuevo modelo de financiación autonómica.

La Comunitat, una autonomía infrafinanciada

El Consell considera que la infrafinanciación que el actual modelo ha generado en la Comunitat Valenciana ha sido constatada y reconocida en diferentes ámbitos políticos, económicos, académicos y sociales, así como sus graves consecuencias sobre los recursos con los que cuenta la Generalitat para ejercer sus competencias en la prestación de los servicios públicos a la ciudadanía en condiciones de equidad e igualdad con respecto a otras comunidades autónomas.

El decreto por el se crea el Alto Comisionado recuerda que la Comunitat Valenciana recibe menos ingresos del Estado que ninguna otra comunidad autónoma, lo que genera un endeudamiento que es achacable exclusivamente a la infrafinanciación.

Asimismo, recoge en su preámbulo que la Comisión de Expertos en Financiación Autonómica nombrada por Les Corts ha constatado en varios informes las deficiencias del modelo respecto al cumplimiento de los principios de suficiencia de los recursos que se otorgan y equidad de los mismos entre las distintas comunidades.

Según este decreto, ello conlleva dificultades financieras para la Generalitat que inciden en las políticas de gasto por diferentes vías. En primer lugar, sitúan el gasto agregado por debajo de la media de las comunidades autónomas de régimen común y a bastante distancia de las mejor dotadas, tanto de régimen común como foral.

En segundo lugar, con una restricción presupuestaria más estrecha para mantener un nivel de gasto similar a la media en servicios públicos esenciales, la Generalitat necesita hacer más esfuerzo, es decir, dedicar a estos una parte más grande del presupuesto, con lo que quedan menos recursos para el resto de funciones. De hecho, el gasto en servicios públicos fundamentales de la Comunitat absorbe prácticamente el 80% del presupuesto de ingresos no financieros.

Estas deficiencias se agravan, además, si se consideran las actuaciones del conjunto del sector público mediante el análisis de los resultados de las cuentas públicas territorializadas que publica el Ministerio de Hacienda, así como otros estudios sobre las balanzas fiscales de las comunidades autónomas, de los que resulta que la Comunitat, con un PIB por cápita que solo supone un 88% de la media, es contribuyente neta a la solidaridad.

En la reunión de la Comisión Mixta Consell-Corts para la reforma del sistema de financiación y la valoración de la deuda histórica celebrada en junio de este año se acordó por unanimidad instar al Ministerio de Hacienda a terminar el trabajo iniciado por el Consejo de Política Fiscal y Financiera y a iniciar el debate político sobre el nuevo modelo de financiación autonómica.

Además, los miembros de la Comisión Mixta acordaron la exigencia de una aportación extraordinaria mientras que no se adopte un acuerdo definitivo, para acercar los recursos de la Comunitat a la media del conjunto de las autonomías, una reivindicación que el Gobierno central reconoció urgente en la última reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, celebrada en el mes de julio, tal como refleja también el Decreto aprobado por el Consell.

Fotos

Vídeos